cglobal

El gran salto cuántico: Del gran hermano al gran humano



Luis Arribas de la Rubia

08/09/2020

Hablemos de una partícula, tan pequeña como el virus, capaz de revolucionar toda una sociedad, pero hacia un salto cualitativo y no hacia un miedo que nos divida...
El Quantum es una partícula de energía-bisagra, pues según su nivel de frecuencia vibratoria puede encontrarse entre varias dimensiones de la realidad.
Estas partículas viven dentro y fuera de nosotros y, como se ha podido comprobar en diversos estudios, entre ellos en tratamientos terapéuticos, pueden aumentar su tasa vibratoria en la medida que las personas seamos capaces de conectar con un tipo de pensamiento positivo o altruista y llevarnos a tener atisbos de percepciones extrasensoriales.
¿Qué puede atentar con rebajar en los Seres Humanos esa vibración cuántica?



Imagen de Garik Barseghyan en Pixabay
Imagen de Garik Barseghyan en Pixabay
A consecuencia de los acontecimientos que están ocurriendo en estos tiempos a causa de la enfermedad conocida como COVID-19, la sociedad puede verse seriamente comprometida en una fragmentación polarizada y degradar sus opciones cuánticas.
 
Por un lado, hay una facción que creerá a pie juntillas todo lo que las fuentes oficiales les cuenten y desearán volver rápido a la seguridad de la sociedad consumista. Otra facción se cuestionará la naturaleza de todo lo que está ocurriendo, no responderá con fe ciega a lo primero que les cuenten y tendrá así un criterio de decisión más amplio. Abrirá una mirada al cielo de la noche y sentirá que no estamos solos.
 
En todo caso, aquí la duda es la clave de la esperanza, un punto de "Break" que al menos nos saca del borreguismo gregario. Pero dividirnos es lo que nos hace perder confianza y nos crea el miedo.

Photo by Harris Vo on Unsplash
Photo by Harris Vo on Unsplash

Un voto de esperanza

Desde www.sanaemocion.com, nos sumamos al movimiento de introspección y búsqueda de esa chispa divina que llevamos dentro que se llama hermanamiento.
 
Un maestro nos dijo recientemente: “Cuando la línea de la realidad deja de ser paralela a la lógica de la coherencia interna de cada individuo (esa coherencia que regula LA SALUD), entonces comienzan a crearse conflictos surgiendo así la DUDA interna. ¿Por qué nos cuesta admitir esas dudas que nos llegan a remover por dentro?... Tal vez por el hecho de que también nos cuestionan a nosotros mismos”.
 
El miedo nos frena y nos atenaza, colapsa y distorsiona la frecuencia que también regula esos quantums, impidiendo que demos ese salto cualitativo que nos lleve a la siguiente dimensión, esa en la que nuestro planeta ya se está colocando.
 
El salto cuántico ha de pasar inexorablemente por el hecho de dejar de poner el ego en que nos miren -o temamos que nos miren- y empezar a mirarnos a nosotros mismos, escuchar nuestras necesidades, deseos y carencias... realizar ejercicio físico, meditaciones, crear y participar en movimientos de ayuda y apoyo vecinal y, sobre todo, crear sanas rutinas internas para no caer en ataques de ansiedad, depresión, angustia, etc.

Llega la nueva sociedad

Photo by Hybrid on Unsplash
Photo by Hybrid on Unsplash
Este hecho está ya sucediendo, por eso todo se precipita, lo positivo y lo negativo, las acciones integrativas y las decisiones anti-natura.
 
No somos reos, esta sociedad no debería ser una granja humana en la que unos pocos en el poder controlen a una masa de personas llevándonos al miedo y la compulsión a golpe de informativos manipuladores y decretazos gubernamentales.
 
Por favor, seamos personas y no simples individuos sin conciencia alguna. Aumentemos, a través de esa conciencia la vibración de nuestros quantums, los cuales guardan estrecha relación con la química neuronal CORAZÓN y MENTE. El Universo está ya emitiendo la nueva señal de altísima frecuencia que nos saca de la pobreza del 5G.
 
Ya es hora de mirar al miedo de frente, de vincular una mirada de afecto con el otro/a.
Ya todos alcanzamos esa sensación de querer aportar nuestra opinión, parece que necesitamos elevar la voz de nuestra conciencia, pero que sea para hermanar y no para dividir.


Luis Arribas de la Rubia
www.sanaemocion.com




              



Artículo leído 186 veces


Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Domingo, 19 de Julio 2020 - 13:01 El camino del dolor









Artículos

El gran salto cuántico: Del gran hermano al gran humano

08/09/2020 - Luis Arribas de la Rubia

El camino del dolor

19/07/2020 - Maria Pinar Merino Martin

Mesa redonda de "Influencers Desarrollo Humano"

20/05/2020 - Maria Pinar Merino Martin

Soltar el pasado

13/05/2020 - Maria Pinar Merino Martin

El espíritu humano

06/05/2020 - Maria Pinar Merino Martin

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets



Libros para descarga