cglobal

La Utopía, parte II: La realidad hoy



Maria Pinar Merino Martin

14/09/2022

En la primera parte de este artículo publicado la semana pasada con el título: “La utopía, motor de la historia” hicimos un somero repaso por la historia para evocar distintas Utopías que han servido de faro a los seres humanos, que les han inspirado a avanzar siempre ayudándoles a superar las circunstancias que vivían poniendo su mirada en un mundo mejor posible. Después de enumerar algunos de los problemas más cruciales con los que nos enfrentamos hoy terminábamos con una pregunta: ¿Se hace necesaria la utopía hoy?



La creatividad

Foto de Dragos Gontariu en Unsplash
Foto de Dragos Gontariu en Unsplash
Sí. Hoy más que nunca se hace necesaria la utopía. Nos enfrentamos a un reto importantísimo: no podemos dejar a nuestros descendientes un mundo peor del que nos encontramos. Es imperativo que recuperemos los Valores Universales, que asentemos nuestras visiones y nuestros proyectos en el territorio de la Ética. Es imprescindible que la cooperación en lugar de la competitividad actual reinante, se extienda internacionalmente; los problemas y dificultades que atraviesa nuestro mundo demandan con urgencia el desarrollo de un conjunto de leyes que pongan la vida por encima de cualquier otra cosa, la vida humana, la vida de las especies animales y vegetales con las que compartimos el planeta.
 
Hoy nos encontramos en una situación que requiere despertar una de las capacidades humanas fundamentales: la creatividad.
 
Una creatividad humana que nos permita descubrir nuevos caminos, que nos ayude a hacer las cosas de otra manera, a generar estructuras basadas en el bien común por encima de los intereses particulares, a desarrollar procesos de cooperación, a erradicar la explotación, a proporcionar ayuda a los más necesitados en lugar de préstamos que les esclavizan para el resto de su vida.
 
El sector de la educación debe ser el primero en ser potenciado, decía Giner de los Ríos que “la educación es la capacidad de dirigir la propia vida”. Hay más de sesenta millones de docentes en todo el mundo y gracias a las muchas horas lectivas que pasan con los niños son los que tienen en su mano la palanca del cambio social.
 
Es imprescindible que desaparezcan esos grupos económicos G6, G7, G20… el planeta lo conforman 193 países y es dirigido por unos pocos que no tienen una conciencia global. El neoliberalismo ha entrado en las Naciones Unidas y sus miembros han cambiado su escala de valores.
 
Los datos que publica Oxfam y otras organizaciones de ayuda humanitaria no gubernamentales, son sobrecogedores: apenas las 85 personas más ricas del mundo tienen el mismo dinero que la mitad más pobre del planeta. Eso significa que la mitad de la riqueza mundial está en manos del 1% de la población. La concentración del 46% de la riqueza en manos de esa minoría supone un nivel de desigualdad “sin precedentes”.
 
Y en lo que respecta a la Unión Europea, hemos comprobado que desde hace varias décadas se ha convertido exclusivamente en una organización económica. Las instituciones educativas, de salud, de medio ambiente… están mediatizadas por la economía. Los informes que generan están focalizados en aumentar el miedo de la gente y una consecuencia directa del miedo son los fanatismos y la radicalización.

Foto de Mark McGregor en Unsplash
Foto de Mark McGregor en Unsplash

La utopía hoy

Somos ciudadanos del mundo, capaces de expresarse libremente. Tal vez de forma aislada se consigan pequeños resultados, pero si nos unimos, si avanzamos juntos como nos dice el poema de Mario Benedetti… “Qué pasaría si un día despertamos dándonos cuenta de que somos mayoría? ¿Qué pasaría si de pronto una injusticia, sólo una, es repudiada por todos, todos los que somos, todos, no unos, no algunos, sino todos?”.
 
Hay un territorio que recuperar y es el de la dignidad del ser humano, de la vida. Es necesario fraguar los cambios de nuevos paradigmas.
 
Por ejemplo, que un porcentaje de mujeres más alto esté en puestos de poder. Se ha comprobado que el hombre utiliza la fuerza para conseguir sus objetivos y que en cambio la mujer la utiliza excepcionalmente, pues su tendencia natural es la conciliación. Lo que hoy nos parece imposible pueden ser posible mañana y así demos un paso para verlos hechos realidad.
 
Ya está bien de seguir haciendo diagnósticos, ha llegado el tiempo de aplicar los tratamientos. Es el momento de actuar y generar los cómos”.
 
La próxima inflexión histórica debe ser “La Fuerza de la Palabra” –como dice Federico Mayor Zaragoza en su libro del mismo título. El ejercicio de los Derechos Humanos liberará a la humanidad del miedo y si no se pueden ejercer libremente tenemos la obligación de rebelarnos…
 
Hay muchos dirigentes políticos, grandes pensadores, humanistas, filósofos, nuevos economistas y personas empeñadas en alumbrar nuevos paradigmas en el sector al que pertenecen que señalan la necesidad de ponernos “en pie de paz” y actuar, implicándonos en nuestro entorno, siguiendo la máxima: “Actúa localmente, pero piensa globalmente”.
 
El expresidente de los EE.UU. B. Obama, aseveraba: “Somos la primera generación que se enfrenta a retos tan grandes y la última que puede resolverlos”. O el Papa Francisco cuando nos hace conscientes de la necesidad de implicarnos con urgencia: “Cuando digo hoy es hoy”.

Foto de Billy Pasco en Unsplash
Foto de Billy Pasco en Unsplash

Hagamos de la utopía una forma de vida

La utopía es nuestro próximo hogar, al que pertenecemos y llegaremos algún día. No existe un mapa de ese territorio, ni un plano para llegar a él, ni un programa… pero existe, como en la obra de Tomás Moro. Es una isla con una costa y una tierra. Es el lugar al que pertenecemos desde los albores de la humanidad.
 
Para llegar a él hay que crear un espacio en algún lugar recóndito de nuestra mente y sembrar la idea de la posibilidad de un estado superior de existencia. Abrir la conciencia para que podamos visualizar ese mundo mejor y emprendamos rumbo hacia él.
 
Según Nick Bostrom, el profesor de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Oxford:
 
“…Para experimentar de primera mano lo que es la vida allí, necesitamos descubrir los métodos para obtener tres transformaciones radicales:
 
  1. Aumentar tu tiempo de vida saludable.
  2. Aumentar tus capacidades cognitivas.
  3. Elevar tu bienestar emocional
 
Y la tecnología es necesaria para conseguir los profundos cambios que nos permitirán participar en nuevas formas de vida. La vida humana, en su máxima expresión es fantástica, podemos crear algo todavía mayor: vida que sea verdaderamente humana”.
 
Puede parecer un “protocolo” muy pobre porque nos retrotrae al territorio personal, al-aparentemente insignificante- cambio individual, a empezar en nosotros mismos, en ti, en mí, viviendo cada día dando pasos hacia esa utopía, practicando en nuestra vida lo que queremos vivir a nivel social algún día.
 
Nos han dicho una y otra vez que la definición de utopía es un lugar que no existe, a lo largo de los años se la ha otorgado un significado peyorativo y cuando alguien quiere tildar a otro de soñador, le dice: “Eres un utópico” como si fuera realmente un descalificativo. Dejará de ser utopía si cada uno de nosotros somos capaces de bajar la utopía del mundo de la mente y la convertimos en proyectos que llevemos a cabo, provocando un efecto de contagio en los más cercanos… en definitiva la invitación es VIVIR la utopía, aunque sea a nivel personal.
 
¿Habéis observado alguna vez como se esparcen las ondas que se producen en la superficie de un lago cuando arrojamos una piedra? Todas las partículas del agua se movilizan, de forma más intensa donde se ha producido el epicentro y de forma más leve a medida que nos alejamos de él… pero todo el lago “se mueve”.
 
¿Y si cada uno generara cada día un pequeño epicentro cada día? Te invito a algo muy sencillo: Cada día, cuando comience tu jornada proponte tres sencillas cosas:
 
  1. Hacer algo bueno por ti, por tu cuidado y tu bienestar en cualquiera de tus planos de manifestación: físico, energético, mental, emocional o espiritual.
  2. Hacer algo bueno por los demás, por alguien cercano o lejano, algo que mejore la vida de esa/s persona/personas.
  3. Hacer algo bueno por el planeta que nos acoge, cuidando con consciencia de animales o plantas, aunque sea tu mascota o el cuidado de tus plantas de casa o de tu jardín.
 
Imagina, porque sabes hacerlo, que esas pequeñas iniciativas que llevas a cabo cada día y que puedes invitar a tus cercanos a secundarlas, generan una “ola” que se va haciendo más y más grande a medida que se incorporan nuevos “epicentros” … y un día, quizá podamos ver esa ola de conciencia abarcando a todo el planeta y ese Mundo Mejor Posible que deseamos sea ya una realidad.
 
Hemos de recordar, una y mil veces, las hermosas palabras de Eduardo Galeano: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”.




              



Artículo leído 305 veces


Comenta este artículo

1.Publicado por Rafa Centeno el 15/09/2022 13:35
Absolutamente genial, María Pinar. Tanto que me he puesto, inmediatamente despues de leerlo, a diseñar mi plan de acción para beneficio mío, de otras personas y de todo el planeta

2.Publicado por Maria Pinar Merino Martin el 15/09/2022 20:09
Gracias Rafa, me alegro de que sintonices con ese "latido"... ya sabes aquello de "gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, está cambiando el mundo"... Esto no es una carrera de velocidad sino de fondo, de resistencia, de perseverancia... ¡Juntos podemos!

3.Publicado por Jose Luis Perez el 15/09/2022 23:55
Me ha encantado María, pues como tienes la habilidad de hacer, vuelves a ponernos en la senda y recuperar la ilusión de mantener la utopía como una fuerza que nos movilice. Enhorabuena.

4.Publicado por Maria Pinar Merino Martin el 16/09/2022 11:59
Muchas gracias José Luis, un placer recorrer tantos tramos del Camino del Corazón y del Camino de la Vida contigo. Ya sabes lo que siempre os digo: Hay cosas que uno solo no puede hacer... pero si se une a otros... lo imposible no existe.

5.Publicado por Isabel Alfaro el 22/09/2022 00:24
Gracias querida María por ponernos en perspectiva y abrir posibilidades reales a concretar.  Nuestro Camino de Vida, guiados siempre por intuición y Fé, nos ha llevado a crear esa realidad para nosotros, es así como nos conducimos y ahora, en este tercer proyecto, una Eco Aldea dentro de un bosque en una Reserva Natural en la costa norte de Perú, para vivir de esa forma: libres, cuidando de nosotros y nuestro entorno, apoyando al despertar de quien sienta que ya es su momento. Vivir en Paz y Armonia una vida feliz y plena. Aún estamos creciendo y esperando se nos unan Seres con  inquietudes similares,  con quienes compartir y aprender. Que tu voz llegue a los 4 vientos! Sí podemos, y lo haremos!!!
Gracias, Gracias, Gracias!

6.Publicado por Maria Pinar Merino Martin el 25/09/2022 19:07
Gracias querida Isabel,
Nos conocemos hace más de veinte años y hemos compartido experiencias maravillosas de tu mano llevando a nuestros grupos de viajeros españoles para enseñarnos la magia y los misterios de tu maravilloso país, Perú, para conectar con la sabiduría ancestral de ese pueblo y encontrar a las personas adecuadas que nos abrían nuevos horizontes en la Consciencia.
Espero que nos escribas un artículo amplio donde detalles ese maravilloso proyecto que hoy tenéis entre manos. Las páginas de esta revista están abiertas a esas iniciativas de luz. Esperamos esa colaboración para darlo a conocer a los integrantes de la Comunidad de Conciencia Global.

Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 14 de Noviembre 2022 - 10:29 Vencer al miedo – Abrazar la responsabilidad

Sábado, 26 de Noviembre 2022 - 12:03 La teoría del espejo









Artículos

La teoría del espejo

26/11/2022 - Maria Pinar Merino Martin

Vencer al miedo – Abrazar la responsabilidad

14/11/2022 - Maria Pinar Merino Martin

Co-creando la realidad paso a paso

27/10/2022 - Maria Pinar Merino Martin

Pasar página

05/10/2022 - Maria Pinar Merino Martin

Surfear hoy en un mar agitado

29/09/2022 - Maria Pinar Merino Martin

Ser conscientes de nuestras emociones

22/09/2022 - Maria Pinar Merino Martin

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets



Libros para descarga