cglobal

Pasar página



Maria Pinar Merino Martin

05/10/2022

A lo largo de la historia encontramos la influencia que las distintas religiones han tenido sobre el devenir de la humanidad. La mayoría de las corrientes religiosas han aportado el conocimiento que estaba en su poder, pero también han difundido miedos, prejuicios, teorías absurdas sobre la voluntad de Dios e incluso prácticas aberrantes contra quienes no pensaban igual que ellos o planteaban dudas razonables sobre los dogmas establecidos.



Foto de Alessandro Erbetta en Unsplash
Foto de Alessandro Erbetta en Unsplash
Muchas de estas instituciones religiosas defendían que la mortificación o el sufrimiento corporal acercaba a sus seguidores al Cielo, Nirvana o Paraíso, pero hoy día todo se ve de otro color gracias a la difusión del conocimiento libre.
 
No obstante, en la mente profunda de muchos seres humanos, aún queda la impronta dejada por esas creencias religiosas y de ahí se derivan actitudes y formas de pensar restrictivas y fanáticas.
 
La psicología nos habla de que hay dos movimientos fundamentales en los seres humanos, ambos producen avances, pero tienen un significado profundo muy diferente: alejarnos del dolor o acercarnos al placer. Dependiendo de qué opción elijamos se generarán en nosotros emociones y sentimientos muy diferentes, pues nuestra mente focalizará su atención en la huida de todo aquello que puede hacernos daño o, por el contrario, la focalizará en la búsqueda de la gratificación, del placer.
 
Y todos sabemos, que aquello donde ponemos nuestro foco de atención nos lleva a atraerlo, a hacerlo realidad en nuestra vida porque eso es lo que nuestra mente está esperando encontrar.

Foto de Anne Nygård en Unsplash
Foto de Anne Nygård en Unsplash

El peso del pasado

Los comienzos de la psicología nos hablaban de que la personalidad se iba creando a partir de que el niño/a tenía una maduración neurológica/cerebral… Se estimaba que eso se producía a nivel físico alrededor de los dos años de edad. Esa creencia se mantuvo hasta Freud. Sin embargo, los avances tecnológicos y científicos nos han permitido descubrir que hay “registros” emocionales incluso en el periodo intrauterino y que existe una determinada conciencia que al principio no está anclada en las neuronas, sino en campos energéticos sutiles.
 
Pues bien, desde ese momento podríamos comparar la creación de nuestra personalidad con la construcción de un edificio. Las primeras experiencias (habitualmente de carácter emocional) conforman los cimientos, la base donde se irán depositando nuevos bloques que serán las experiencias vividas, en los primeros años de forma inconsciente y después dando paso paulatinamente a la consciencia.
 
Distintas escuelas de psicología, de autoconocimiento, de crecimiento personal, etc. defienden la necesidad de buscar en ese pasado inconsciente del periodo intrauterino y de los tres primeros años de vida, las causas de nuestros comportamientos, formas de pensar y de ver la vida. Hay un ejemplo, muy utilizado, es el de un bloque de hielo, un enorme iceberg, flotando en el mar. Bajo la superficie se oculta una gran masa de hielo, en cambio lo que aparece sobre la superficie es apenas un 10% del total del bloque. Es decir, ese 90% de hielo sumergido representaría las vivencias inconscientes que van a condicionar nuestra personalidad. Se trataría de hacer bajar el nivel de las aguas para que afloraran a la consciencia todas las experiencias y vivencias que han dejado su “poso” en nuestra biografía oculta.
 
El exhumar ese pasado, sacarlo para observarlo a la luz del presente, revivir las emociones ancladas ahí, mediante herramientas de introspección, de autoconocimiento, de sofrosis, etc., pero sin perder la consciencia en ningún momento, es algo altamente recomendable que todos deberíamos hacer en algún momento de nuestra vida. De esa manera, la persona, puede “ver” los episodios del pasado con un nuevo enfoque, amparada por el nivel de consciencia que tiene en el momento actual.

Foto de Zack Minor en Unsplash
Foto de Zack Minor en Unsplash

Llega el momento de pasar página

El problema surge cuando la persona no es capaz de dejar atrás el pasado y sigue trayéndolo al presente una y otra vez, reactivando las viejas heridas, generando resentimiento hacia aquellas situaciones y hacia los protagonistas de aquellos episodios. En ocasiones, es necesaria la ayuda de un terapeuta, de un acompañante, que ayude a soltar esos lastres que impiden a la persona mirar al futuro con una mirada limpia de condicionantes y creencias ancladas en el pasado.
 
En el Camino del Corazón, que es un viaje de transformación apasionante, y del que ya hemos hablado en esta revista en varias ocasiones, se plantea un viaje en el que el caminante se va deteniendo en diferentes “posadas” que no son otra cosa que escenarios que muestran distintos aspectos de la personalidad, para ver cómo la persona los tiene integrados o asimilados… y una vez que se responde al reto que plantea la “posada”, se pasa página y viene una nueva ficha con otra posada diferente.
 
Mientras el escenario de la posada está abierto la persona lo vive con toda intensidad, pero cuando se ha gestionado y cada uno ha dado su respuesta, llega el momento de “pasar página” y el hecho de hacerlo físicamente, de guardar la ficha de lo que acabamos de transitar en la carpeta es un símbolo, pero muy efectivo, de que nos abrimos a lo que está por llegar.
 
El equilibrio entre la revisión de esas creencias y plantearnos una mirada limpia de condicionantes en el presente es a veces difícil de conseguir. En principio, podríamos decir que todo aquello que tenemos integrado y sigue influyéndonos en el día a día, sólo debería ser revisado si produce daño… porque si lo integrado, lo ha sido después de revivirlo emocionalmente, de una profunda reflexión y de un análisis objetivo, entonces deberíamos estar satisfechos del trabajo personal realizado y pasar página.
 
En definitiva, se trata de conseguir que las experiencias vividas sean asimiladas e integradas como conocimiento, algo que no “pesa” sino que supone un valioso bagaje que nos permitirá responder de forma más adecuada a lo que el presente nos vaya trayendo.
 
Esta actitud es especialmente recomendable cuando surgen dificultades de relación. Las relaciones interpersonales, ya sean familiares, laborales o sociales, son la pista de prueba para desarrollar una actitud abierta, serena y con confianza en la vida, confianza en que dentro de cada Ser hay una Fuerza Interior capaz de ayudarnos a gestionar y resolver cualquier situación que la vida nos presente.




              



Artículo leído 351 veces


Comenta este artículo

1.Publicado por Jose Luis Pérez el 10/10/2022 10:19
“Integrar, pasar pagina y seguir viviendo”.
Un bonito eslogan para el cambio de Consciencia.
Un abrazo María.

2.Publicado por Maria Pinar Merino Martin el 10/10/2022 12:10
Así es José Luis, lo integrado no pesa y es necesario hoy más que nunca ir ligeros de equipaje para avanzar. gracias.

3.Publicado por Isabel Alfaro el 11/10/2022 17:31
Gracias querida María por regalarnos luces para darnos cuenta que pasar página es lo más importante para evolucionar, y vivir en Paz y armonía con nosotros mismos. Sumando así Luz para construir la Realidad que deseamos experimentar. Gracias infinitas!!

4.Publicado por Maria Pinar Merino Martin el 11/10/2022 21:21
Gracias a ti Isabel por resonar con esas ideas. Comparto absolutamente tus palabras. Esto no es una "carrera de velocidad" sino de resistencia, de fondo... pero al final se logrará ese MUNDO MEJOR que tantos soñamos.

Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 9 de Febrero 2024 - 12:25 El crecimiento personal

Viernes, 23 de Febrero 2024 - 13:21 Como se crea nuestra biografía









Artículos

Como se crea nuestra biografía

23/02/2024 - Maria Pinar Merino Martin

¿Qué pasaría si…?

16/02/2024 - Maria Pinar Merino Martin

El crecimiento personal

09/02/2024 - Maria Pinar Merino Martin

Ejercicio para generar la paz interior

26/01/2024 - Maria Pinar Merino Martin

"Desconectarme" para reconectar conmigo mismo/a

19/01/2024 - Maria Pinar Merino Martin

Generar paz desde el interior

12/01/2024 - Maria Pinar Merino Martin

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets



Libros para descarga