cglobal

El agua, por donde navega nuestro mundo emocional



Luis Arribas Mercado

12/03/2021

Nuestro mundo emocional, al igual que el agua de los ríos y los lagos, discurre de una manera más o menos canalizada y controlada, sin embargo ¿qué pasa con las aguas subterráneas, ésas que nos remueven por dentro sin que podamos hacer nada más que sufrir sus manifestaciones?



Photo by Jong Marshes on Unsplash
Photo by Jong Marshes on Unsplash
Cuando hablamos sobre las cosas que nos suceden en el día a día, nuestra mente trata de controlar nuestro discurso y lo acomodamos a lo que nuestro interlocutor debe o no debe saber sobre lo que nos preocupa. Se trata de un mecanismo de defensa que es como el hecho de abrir un grifo y dejar que salga por él solo el volumen de agua que creamos adecuado en ese momento. De hecho, hay personas que, por ahorrar agua, son capaces de pasar sed, que es tanto como decir que son capaces de inhibir sus emociones bajo el pretexto de que “a nadie le importa lo que pienso o lo que siento” y eso les puede llevar a la deshidratación o a la “momificación” emocional, donde ya no puedan mostrar sus necesidades afectivas al haberse bloqueado el grifo…
 
Cada día surgen más informaciones, apoyadas en la Psicología, sobre el hecho de que el agua es por donde navegan nuestras emociones, las que se movieron durante el día, las que se «salieron un poco de madre», ésas no suelen expresarse en las conversaciones más que como un: «me enfadé mucho cuando me dijo...», por ejemplo, pero ya carentes de la emocionalidad generada cuando sucedió la discusión.
 
Esas son aguas superficiales, que suelen estar controladas. Aguas que forman parte de nuestro mundo emocional, como también lo forman esas otras aguas que no vemos y que, de vez en cuando, nos sorprenden haciéndonos decir lo que no queremos y tampoco de la forma en que queremos decirlo. Esas son aguas subterráneas que se conectan con nuestra parte más visceral, con nuestro cerebro de reptil, mientras que las otras, las superficiales, forman parte del patrimonio de nuestros sistemas límbico y racional.
 
Esas aguas subterráneas pueden formar ríos tumultuosos, lagos inmensos o manantiales suaves pero solo hay una forma de controlarlas y que sean útiles y no destruyan relaciones, patrimonios y personas, y esa forma es haciendo un pozo, es decir, penetrando en nuestro interior para reconocer esas aguas que todos llevamos dentro, no rechazarlas porque forman parte de nuestra personalidad, aunque no nos guste cuando afloran como un geiser. Hay que mirarlas, reconocerlas, aceptarlas y convertirlas en esos aspectos de la personalidad que nos dan fuerza para emprender nuevos retos, de la misma manera que el pozo extrae del subsuelo el agua que luego sirve para regar huertos.
 
En el mundo de las energías se maneja el hecho de que en el sistema de chacras hay uno especialmente, el segundo, que está relacionado con el agua. Es un chacra al que le llaman gonadal, esplénico o sacro y regula elementos de nuestro organismo relacionados con líquidos, como la vejiga, los intestinos y las gónadas. También está relacionado con la sexualidad, fuente inagotable de reacciones emocionales. La relación entre nuestra mente, nuestras energías vitales y nuestro organismo necesita un vehículo que les permita relacionarse y ese vehículo es el agua.
 
Un consejo útil: “Revisa las aguas superficiales que te ayudan a enfrentarte a los problemas que surgen cada día, canalízalas, hazlas útiles y luego cava un pozo y aprovecha tus otras aguas, las viscerales, canalízalas, eso te hará la vida más sencilla, más saludable y más fructífera”.




              



Artículo leído 221 veces


Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 14 de Octubre 2021 - 16:40 En el metro

Miércoles, 13 de Octubre 2021 - 12:51 El juego de la vida









Artículos

En el metro

14/10/2021 - Koldo Aldai

El juego de la vida

13/10/2021 - Luis Arribas Mercado

Todos somos una: La humanidad

07/10/2021 - Alicia Montesdeoca Rivero

El Camino del Despertar

30/09/2021 - Chary Sánchez Carbonell

Amor incondicional

30/09/2021 - Luis Arribas Mercado

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets
Conciencia Global : En el metro Para mi madre son las “maquinitas”. Se refiere así a nuestros móviles sin evitar cierto tono despectivo… https://t.co/FfWU7b0X8w
Jueves, 14 de Octubre - 16:48
Conciencia Global : El juego de la vida Los seres humanos somos juguetones por naturaleza, igual que el resto de mamíferos, pero hay qu… https://t.co/mykrfaCqAU
Miércoles, 13 de Octubre - 13:03
Conciencia Global : Todos somos uno: La humanidad Lo primordial es reconocer los vínculos etéricos que me sostienen, me nutren, me alim… https://t.co/cAR6h76TQB
Jueves, 7 de Octubre - 11:03



Libros para descarga