cglobal

Transitar los caminos de la experiencia hacia una conciencia global



Pietro Mango

17/09/2021

En este periodo histórico estamos viviendo una excepcional situación que viene determinada por una serie de respuestas necesarias e inevitables a la emergencia sanitaria que se ha producido por la llamada Pandemia Covid19.



Photo by Dainis Graveris on Unsplash
Photo by Dainis Graveris on Unsplash
Esta situación ha tomado, a veces, las características de un confinamiento, convirtiéndose en una fuente de stress, sea por el modo de vida anormal que requiere, sea por las graves consecuencias a nivel social y económico. Personalmente, no me interesa participar en los foros de los que están a favor o en contra, dejándose atrapar en remolinos de palabras sin sentido ni utilidad.
 
Viviendo en el presente estoy, en cambio, orientado a considerar esta oportunidad como una posibilidad que el Universo nos da a todos para indagar otras formas diferentes de descubrir el sentido de la existencia.
 
Partiendo de esta reflexión, me sumerjo en esta dimensión abierto a todo lo que el día me ofrece. Y, durante los últimos dos años, he estado observándome tanto interna como externamente, como nunca antes me había pasado.

Photo by Dainis Graveris on Unsplash
Photo by Dainis Graveris on Unsplash

La Sexualidad y la Conciencia

En estos días he sentido la necesidad de ponerme en movimiento a través de la escritura. Me he escuchado y he sentido como algo bueno enfocarme en dos campos sensibles: la sexualidad y la conciencia. Poco a poco, ha surgido también el impulso de mi necesidad de materializarlos, luego, en la descripción de una experiencia de conexión entre el carácter sagrado de una sexualidad consciente y la conciencia humana, vividas y expresadas en su totalidad.
 
Los años de trabajo sobre la autoconciencia me llevaron progresivamente a abrirme a una dimensión de vida atemporal y sin tiempo. En el concepto de atemporal, visualizo un tiempo cronológico que pierde las connotaciones que limitan nuestra cotidianidad. Dicho de forma más sencilla: todo lo que hago ya no depende directamente de la hora en qué sucede. Por ejemplo: como cuando tengo hambre; trabajo dos días seguidos; salgo cuando tengo ganas de hacerlo; escribo por la noche; leo por la mañana y así sucesivamente.
 
Con el concepto de sin tiempo, en cambio, quiero poner de relieve la imprevisibilidad de la duración de las acciones que realizo, ya que sólo comienzan y terminan cuando percibo un movimiento interior en una u otra dirección.
 
Yo practico y busco una dimensión de vida en la que, tanto de forma individual como en las relaciones con otros, los convencionalismos se jubilan, los condicionamientos se suicidan y los deseos toman fuerza pero se derriten en representaciones inmateriales.

Photo by Dainis Graveris on Unsplash
Photo by Dainis Graveris on Unsplash

La Sexualidad Sagrada

Como individuo, vivo mi ser sin seguir los pensamientos que vienen. En la medida de lo posible, evito la compañía de la mente, intentando mantenerla en una actividad inconsistente. Cuando estoy meditando o practicando sexualidad sagrada, tengo la posibilidad de explorar profundidades desconocidas de mi esencia. Encuentro espacios y lugares que no tienen un nombre o sentido y la mente se vuelve útil sólo para recordar lo que vivo.
 
En la relación con los demás, escucho nuevas y diferentes sensibilidades, verificando que esta diversidad no está certificada por la mente a través de un juicio sino en otro sentido que conjuga lo conocido, lo posible y los hábitos.
 
En este contexto, también la sensorialidad y la sexualidad asumen otros significados. En la pareja que explora su sexualidad ya no hay quien da y quien recibe, simplemente se es, y las sensaciones que se sienten están relacionadas con estar presente y vivir también el placer del otro, sin temores, sentimientos de culpa, preocupaciones, expectativas, dificultades o modelos.
 
Se disuelve, así, la búsqueda del placer puramente físico, de la eyaculación y el orgasmo como simulacros del orgullo de género y toma cuerpo la escucha del otro y de lo que sucede, sin elección, sin espera, sin voluntad, sin esquemas. Uno sólo puede sorprenderse de las respuestas del cuerpo y las vibraciones, siempre nuevas, que se producen sin advertencias ni fronteras. Y podremos, así, aceptar indefinibles y desconocidas emociones que se presentan sin pedir nada a cambio.
 
Se generan visiones hasta entonces sólo soñadas. Es como atravesar una puerta dimensional que conduce a una realidad irreal, pero que es acogida en la calma, sin dudas o resistencias. Una fantástica cuna en la que la conciencia está tranquila de poder dejarse ir, realizando un contacto espiritual que, probablemente, manifiesta la evidencia de la parte divina que habita en cada uno de nosotros. Es como volver a un útero, pero conscientemente y sin los límites de la memoria vivida y de sus represalias éticas y morales. Y todo esto toma cuerpo sobre un fondo de lentitud viva y presente.

La dificultad de expresar con palabras…

Mientras escribo, sin embargo, tengo la sensación de que lo que se está representando en el papel no es exactamente lo que mi cuerpo sensorial y mi cuerpo etéreo han experimentado. No me satisfacen las palabras marcadas y las frases que se han ido componiendo: me parecen inadecuadas para dibujar lo que la conciencia ha hecho flotar ante mis ojos en forma de signos, colores e imágenes.
 
Pero sentí la necesidad de dejar un rastro de lo que, de otro modo, me arriesgaría a perder debido a las limitaciones de la memoria humana. Observo las diferencias, sobre todo emocionales, entre lo que he logrado representar con respecto a la nitidez de las experiencias vividas. Y, al mismo tiempo, siento el riesgo de que la mente pueda llevar a cabo su venganza, interviniendo para apropiarse de los derechos de autor de algo de lo que ha sido excluida.
 
Siento que en mi persona está evolucionando un dualismo existencial en el que encuentro una parte de mí que siente emociones escuchando al corazón y los sentidos o viviendo mi espiritualidad, mientras que la otra me llama para volver a experiencias y comportamientos más superficiales. Ser consciente de ello me permite estar presente en ambos casos, permitiéndome ser ligero cuando lo deseo y ser profundo cuando es el momento, sin renegar de ninguna parte de mí.
 
Creo que todos podemos acceder a esta dimensión para dialogar con nosotros mismos y entre nosotros, también en otras modalidades y experimentar frecuencias de vibración diferentes en las que reencontrarse.




Agradecimientos: A Emilio Valenzuela por la traducción del italiano y Ashiko Silvia BussiMaría del Pinar Merino y Miriam Sánchez por la revisión del texto.




              



Artículo leído 131 veces


Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 14 de Octubre 2021 - 16:40 En el metro

Miércoles, 13 de Octubre 2021 - 12:51 El juego de la vida









Artículos

En el metro

14/10/2021 - Koldo Aldai

El juego de la vida

13/10/2021 - Luis Arribas Mercado

Todos somos una: La humanidad

07/10/2021 - Alicia Montesdeoca Rivero

El Camino del Despertar

30/09/2021 - Chary Sánchez Carbonell

Amor incondicional

30/09/2021 - Luis Arribas Mercado

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets
Conciencia Global : En el metro Para mi madre son las “maquinitas”. Se refiere así a nuestros móviles sin evitar cierto tono despectivo… https://t.co/FfWU7b0X8w
Jueves, 14 de Octubre - 16:48
Conciencia Global : El juego de la vida Los seres humanos somos juguetones por naturaleza, igual que el resto de mamíferos, pero hay qu… https://t.co/mykrfaCqAU
Miércoles, 13 de Octubre - 13:03
Conciencia Global : Todos somos uno: La humanidad Lo primordial es reconocer los vínculos etéricos que me sostienen, me nutren, me alim… https://t.co/cAR6h76TQB
Jueves, 7 de Octubre - 11:03



Libros para descarga