cglobal

Sostener los sueños



Ysabel De Zela Noriega

09/10/2022

Una vez hace muchos años, mientras tomaba un café, me di cuenta que en aquel pequeño mantel individual de papel que había sobre la mesa había un mensaje: "Dichosos aquellos que tienen el coraje de soñar y luchar por sus sueños, ya que ellos son los que cambiarán el mundo".



Foto de Hari Singh Tanwar en Unsplash
Foto de Hari Singh Tanwar en Unsplash
En ese momento no tenía conciencia de que el mensaje allí impreso representaba exactamente lo que iba a vivir en mi vida y en la de mi familia.  
 
Vivimos en una sociedad marcada por paradigmas y estereotipos sobre lo que deberíamos hacer y cómo actuar para ser felices. Con el pasar de los años nos vamos dando cuenta que no siempre estos marcos referenciales son ciertos. 
 
Es realmente difícil sentirse diferente y querer vivir de una manera que aparentemente va contra la corriente. En nuestro caso, nosotros elegimos buscar y seguir el Camino del Conocimiento y filosofía que dejaron los Antiguos junto con sus piedras del pasado, Camino que siguieron y fueron compartiendo otras personas, como por ejemplo el autor e investigador Erich Von Daniken

La sabiduría ancestral

En nuestra búsqueda personal, de una manera intuitiva y generalmente siendo guiados, fuimos haciendo un peregrinaje a lo largo de los años por la ruta de los Ancestros, y poco a poco fuimos recibiendo y desvelando los mensajes ocultos que desde otros planos querían compartir con nosotros. 
 
Cuanto más profundizábamos en el pensamiento y sentir ancestral, descubríamos que existió una civilización que practicaba una forma de Amor y de compartir con los semejantes que se perdió en el Tiempo. En ese mundo del pasado, los seres compartían, trabajaban juntos, se apoyaban y cuidaban entre ellos, con una visión más amplia orientada al futuro.
 
Con el pasar de los años, fuimos conociendo, aprendiendo y compartiendo nuestro andar con personas maravillosas, y desde la autoridad que nos otorgaba lo vivido, fuimos compartiendo nuestros peregrinajes por puntos de Poder, lugares iniciáticos y puertas dimensionales con compañeros y amigos que llegaban desde diversas latitudes. 
 
Y a medida que fue pasando el tiempo, fuimos creando espacios de Belleza y Despertar para facilitar esos mismos procesos para todos.  

Un cambio de rumbo

En un mundo utópico, esa vida sería casi perfecta, compartiendo lo andado y apoyando a más seres en su despertar. Pero la vida nos había preparado un nuevo reto para poder después, nuevamente, compartir: la ingente aventura de poder vencer a la muerte y demostrar que sí se puede.
 
Poco a poco la salud de mi compañero se fue deteriorando, por un mal funcionamiento del hígado que se fue complicando cada vez más. El panorama que ofrecía la medicina convencional no era muy alentador, y nuevamente recibimos la asistencia, por llamarlo de alguna manera, del Cosmos.  
 
Ernesto eligió tomar el camino de la Naturaleza y la Sabiduría de su Medicina, y después de un año y medio de ayunos con asistencia espiritual, limpiezas hepáticas, nado con delfines, y mucho trabajo interior, las condiciones se habían revertido completamente.
 
La Vida nos había desvelado otro misterio y enseñado un nuevo camino. Sentimos que el bello espacio que habíamos creado en el Valle Sagrado de los Incas ya había cumplido su ciclo, y que había que ponerse nuevamente las sandalias de peregrino y salir otra vez a buscar el espacio donde crear una nueva aventura, y así, después de 2 años de búsqueda a través de Argentina, un país que nos enamoró con sus espacios naturales y mágicos tan maravillosos… Sin embargo, nos dimos cuenta de un detalle importante que no habíamos contemplado: su clima tan radical, de fríos demasiado intensos en invierno y altísimas temperaturas en los veranos.

Gestando un nuevo proyecto

Fue entonces cuando el destino y el fluir de la vida, nos trajo nuevamente al norte del Perú, a un espacio cerca al mar, donde ya anteriormente solíamos venir con nuestros hijos pequeños, a descansar y nutrirnos de mar. 
 
Esta zona de Perú, donde vivimos ahora, es conocida como bosque sub tropical seco. Tiene su propio micro clima, tibio en los inviernos y no muy caliente en los veranos, con una humedad entre 44 y 66%, que es muy benigno para el cuerpo a medida que se va envejeciendo. 
 
Es en este espacio y habiendo conseguido un trocito de bosque de 3 hectáreas, con una corriente de agua subterránea pura, donde decidimos comenzar este nuevo sueño de convertir, con mucho esfuerzo y amor, este bosque seco en un edén donde muchas personas pudieran venir a recargarse y sanar de manera integral, su cuerpo, su mente, sus emociones, su espíritu….
  
A lo largo de los años hemos ido aprendiendo más y más sobre plantas medicinales y culinarias, cultivándolas para nuestro uso cotidiano, hemos investigado plantando bosques de ejemplares de latitudes muy lejanas como la moringa de la India. Hemos repoblado el espacio con cientos de frutales… para hacer el espacio más sostenible y autosuficiente, respetando a la Madre Tierra en sus procesos.
 
Esa experiencia ha seguido adelante y en estos momentos nuestra intención es transformarlo en una Eco Aldea que queremos llevar a cabo junto con personas de similar pensar y sentir; un lugar mágico donde todos podamos vivir juntos, sanando y envejeciendo felices: Nuevo Amanecer, porque todos merecemos tener un nuevo comienzo, un Nuevo Amanecer. 
Si estás interesado/a en conocer más sobre el proyecto puedes localizarla en el siguiente correo: nuevoamanecermancora@gmail.com  o Ysabel De Zela Noriega +51 966802015.

Conocí a Isabel en Septiembre de 2002, me la presentaron como Isabel Alfaro, un amigo común nos puso en contacto para que nos diseñara un viaje por Perú alejado de los circuitos turísticos, para buscadores de conocimiento y espiritualidad. Ella, junto con su esposo Ernesto, habían creado un lugar de retiro en el Valle Sagrado, amparados por las cumbres, se llamaba Hatun Wasi. Eran unas cuantas cabañas de adobe rodeadas de árboles, jardines, frutos y flores, con el sonido del agua siempre cerca, un bello espacio para meditación y ceremonias y siempre asistido por las personas más auténticas que he conocido.

Fue un verdadero reencuentro de almas conocidas. Ella nos acompañó en ese viaje para mostrarnos los lugares más mágicos de su tierra, los más energéticos, los más vírgenes. Nos presentó a hombres medicina, como llaman a los chamanes, a guardianes de las tradiciones y la sabiduría ancestral, convivimos con pueblos indígenas, participamos en sus ceremonias, peregrinamos por las sendas de poder, nos acogieron los Apus, los espíritus de las montañas sagradas… son incontables las experiencias que vivimos gracias a ella y a su buen hacer.
Desde entonces hemos ido de su mano muchas veces a su país a reencontrarnos con la sabiduría ancestral de los pueblos andinos. Cada año había peticiones de gente que quería participar de esas experiencias increíbles que los viajeros anteriores les habían contado.

El último viaje fue en 2017, un grupo de amigos con inquietudes compartidas fuimos a los lugares de siempre y en esta oportunidad también a la selva. A lo largo de todo el viaje Isabel fue contándome con la pasión que la caracteriza el nuevo proyecto que estaba emprendiendo: cerraron Hatun Wasi y se trasladaron a la costa, al norte de Perú, habían comprado una finca y estaban creando un nuevo espacio de acogida donde la sanación y la espiritualidad se daban nuevamente la mano.
De ese proyecto nos habla esta mujer poderosa y valiente que hoy sigue sosteniendo sus sueños como el primer día que la conocí, pero ahora desde la experiencia.
 
María Pinar Merino




              



Artículo leído 306 veces


Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 19 de Enero 2023 - 12:34 Generosidad egoísta

Miércoles, 18 de Enero 2023 - 17:51 La historia de un tronco de Brasil









Artículos

Generosidad egoísta

19/01/2023 - Luis Arribas Mercado

La historia de un tronco de Brasil

18/01/2023 - Maria Pinar Merino Martin

Ética, valores y respeto

08/01/2023 - Luis Arribas Mercado

¿Eres un ser afortunado?

26/12/2022 - Luis Arribas Mercado

Feliz Navidad

24/12/2022 - Laura Verdugo

Despedir el año con GRATITUD

13/12/2022 - Maria Pinar Merino Martin

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets



Libros para descarga