cglobal

Riqueza solidaria



Luis Arribas Mercado

07/11/2022

¿Cuándo pasó el dinero de ser un medio para intercambiar productos a un objetivo en sí mismo? Posiblemente cuando los que lo manejaban se dieron cuenta de que si lo plantaban en un tiesto llamado banco y, de vez en cuando, lo cambiaban de tiesto, se reproducía.



Foto de Trac Vu en Unsplash
Foto de Trac Vu en Unsplash
Entonces comenzó el bonito juego de intercambiar tiestos con plantitas de dinero y, lamentablemente, con el tiempo dejó de utilizarse para el fin para el que había sido creado, que no era otro que ser un comodín para ser convertido en cosas tan “banales” como los productos alimenticios o de abrigo.
 
Ahora están surgiendo lugares donde se está volviendo a utilizar coherentemente el dinero, pero no el dinero que emiten los bancos centrales sino el que de pronto crean barrios, cooperativas y hasta ciudades para intercambiar sus productos sin tener que pasar por la dependencia de los bancos. Yo lo llamo dinero solidario porque nace de la solidaridad entre vecinos, amigos, colegas de profesión, etc. algo que el dinero «oficial» había destruido.
 
En realidad, somos ricos sin saberlo. Nuestra riqueza está basada en nuestra experiencia, en nuestros conocimientos del mundo y del alma humana, de todo aquello que podemos dar sin esperar nada a cambio. Desde hace tiempo me he dado cuenta de que el intercambio de energías es también de lo más solidario. El abrazo, por ejemplo, es un regalo tanto para el que lo da como para el que lo recibe; la palabra amable o de apoyo ante la adversidad, el acompasar el paso al del amigo que necesita compañía, el poner tus capacidades a disposición del enfermo, el ayudar a levantarse al que, por circunstancias de la vida, se ha tropezado y ha caído... Todo eso forma parte de nuestra riqueza personal. Todo es “dinero” solidario que tenemos en nuestro poder y que no tiene sentido que nos guardemos como se hace con el otro, con el “oficial”, porque curiosamente es compartiéndolo como crece, como se desarrolla y nos hace más ricos.
 
Sin embargo, como ocurre con el dinero “oficial”, también hay avaros que creen que guardando para sí el dinero solidario, son más ricos. No suelen dar sonrisas, ni abrazos, ni desean los buenos días a quienes se cruzan con ellos y ven a los demás como potenciales competidores… La soberbia, la envidia, los celos, la maledicencia y el mal carácter, entre otros, forman parte de los “bancos malos” que están cargados de amargura, de tristeza, de rencores y de sentimientos de separación de los semejantes. Normalmente, los réditos de esos bancos suelen estar en consonancia con el tipo de “dinero” ingresado en ellos: enfermedades, rupturas, soledad, aislamiento, guerras, agresiones físicas o psíquicas, fundamentalismos…
 
Así que revisa tu caja fuerte, tu corazón, y comprueba cómo está de dinero solidario en forma de energía amorosa y no hagas préstamos con él, simplemente regálalo, verás cómo es muy rentable y ganarás en salud mental, energética y física. El otro, el «oficial» no suele dar la felicidad y muchas veces lo que nos trae son disgustos, depresiones y separaciones.
 
Hagamos buen uso de todos nuestros recursos, los internos y los externos, y podremos mirar a los ojos de los demás con la conciencia muy tranquila y una sonrisa de complicidad en los labios.




              



Artículo leído 169 veces


Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 19 de Enero 2023 - 12:34 Generosidad egoísta

Miércoles, 18 de Enero 2023 - 17:51 La historia de un tronco de Brasil









Artículos

Generosidad egoísta

19/01/2023 - Luis Arribas Mercado

La historia de un tronco de Brasil

18/01/2023 - Maria Pinar Merino Martin

Ética, valores y respeto

08/01/2023 - Luis Arribas Mercado

¿Eres un ser afortunado?

26/12/2022 - Luis Arribas Mercado

Feliz Navidad

24/12/2022 - Laura Verdugo

Despedir el año con GRATITUD

13/12/2022 - Maria Pinar Merino Martin

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets



Libros para descarga