cglobal

Maletín de herramientas para un mundo mejor X



Rafael Ruiz Centeno

Viernes, 4 de Mayo 2018 Visitas 85 |

Un mundo mejor, un mundo pacífico, un mundo justo, un mundo vibrante, un mundo hermoso… Ese mundo al que todos aspiramos. Pero no basta con desearlo, hemos de merecerlo. Y para eso tenemos que ponernos en marcha.


Photo by NeONBRAND on Unsplash
Photo by NeONBRAND on Unsplash

No cambiará todo si antes no hemos ido cambiando cada una de sus partes. Y ahí radica nuestra responsabilidad y nuestro poder. Tu poder. Haz que cambie tu mundo y después todo cambiará. Y para ello el mejor consejo que nos han dado en los últimos años: abre tu corazón. Sólo eso. Y si quieres, cuéntanoslo. Hazlo a través del correo edicioneserenar@gmail.com y nosotros lo compartiremos con todos, porque ya sabes, ya sabemos, que el compartir multiplica los efectos en vez de sumarlos. Así ha sido siempre.
Por si dudas de qué proyecto personal poner en marcha te proponemos otros dos más, elige el que (o los que) resuenen en ti y adelante. También verás por aquí algo que hemos dado en llamar Saludos al Sol. Son fragmentos pequeños que pueden ser o bien una propuesta para encarar cada día con un punto de vista diferente, o bien una pequeña conversación contigo, amig@ lector/a, y que sintamos que formamos parte de un grupo homogéneo de personas a las que unen amistad, objetivos y ganas de avanzar y mejorar juntos.
 
34) Intención, imaginación y...
De acuerdo. Es posible que seas de esas personas que todavía no creen en la magia. Es normal que así sea. Nos han enseñado que eso sólo existe en las leyendas, en los cuentos, en historias bonitas     que nada tienen que ver con lo “real”. Como eso nos plantearía el problema de si lo “real” existe con independencia de todo lo demás, tan sólo déjame apuntar que la misma situación se vive de diversos modos por personas distintas e incluso la misma persona, dependiendo de su momento y de las circunstancias de ese momento, puede percibir algo de una forma diferente a como la ha hecho en ocasiones anteriores. Pero volvamos con la magia.
Tanto si no crees en ella como si eres capaz de aceptarla pero no sabes cómo se la puede invocar, te propongo un ejercicio para que deje de ser algo abstracto y se convierta en una realidad en tu vida.
Localiza algo que tienes pendiente por hacer, un proyecto que siempre ha sido tan sólo eso, un deseo que, sin invadir la libertad de otros, apenas ha pasado de ser una simple ensoñación, algo que ves tan lejano y difícil que te cueste siquiera esbozarlo de una forma simple. Y esto es lo primero que vas a hacer. Vas a alimentar la intención de que se haga presente en tu vida. Dejarás de considerarlo algo irrealizable y lo vas a incluir en la categoría de aquello que vas a vivir. No dentro de lo posible sino de lo que vas a “ver” en vida. En ésta vida. Deja la mente aparte y tan sólo escucha, con una convicción inusitada para ti, ese sentir interior que te dice y te repite asiduamente voy a construir esto. Una vez que esa intención haya desplazado totalmente a cualquier consideración que no vaya en esa misma dirección es el momento de diseñar. De imaginar. Para ello lo mejor es que cojas papel y bolígrafo y vayas anotando todas las características, las medidas, las situaciones, las acciones y los sentimientos que se darán y que vivirás cuando ese proyecto-sueño sea ya una realidad. No escatimes en nada. Imagínalo a lo grande, con todo lujo de detalles, imagínalo sin limitaciones, imagínalo perfecto. Mantén ese papel cerca para que puedas leerlo y releerlo a la más mínima ocasión, incorpora detalles siempre que se te ocurra algo nuevo, empápate una y otra vez de la ilusión de que eso ya está formando parte de tu vida porque no existe la posibilidad de no vivirlo. Muy bien, una vez dados esos pasos necesarios vamos al último que es al menos tan imprescindible como los anteriores. Y en realidad es la clave que a mucha gente se le olvida después de haber llegado hasta ahí. Tenemos entonces la intención, la imaginación y ahora nos toca la… acción. Si eres observador y has llegado adecuadamente hasta este punto verás cómo se dan las ocasiones para avanzar en tu proyecto. Para que se vaya levantando y construyendo en el mundo físico. No quiero decirte que se hará realidad de golpe y porrazo, así todo en bloque o de una forma instantánea. No suele ser así. Se trata más bien de que estés atent@ y aproveches esas ocasiones que, sin duda, se te van a presentar y que en esos instantes no dudes y vayas avanzando con la seguridad de que completarás el proceso de una forma total. Bueno, ¿qué te ha parecido? ¿Ah, que no es posible que sea así? ¿Que supone mucho esfuerzo para no tener garantizado previamente su resultado? ¡Mira que si funciona y no lo vives simplemente por no intentarlo…!
 
35) Viviendo cada momento como se merece.
Nuestro modelo de vida actual estaba basado, entre otras cosas, en el aprovechamiento exhaustivo del tiempo, en las prisas, en la rapidez, incluso se le reconocen méritos a las personas que son capaces de estar haciendo varias cosas a la vez como si fueran modelos ideales a imitar. Pero ¿es ése un modelo realmente beneficioso para nosotros? ¿Es así como queremos que transcurran nuestros días? ¿Resolvemos mejor nuestros problemas o disfrutamos más si nos apuntamos a estar saltando sin descanso entre palabras, pensamientos, acciones…? Inevitablemente habrá ocasiones en que estando centrados en algo se nos pedirá una respuesta, una acción o una palabra que nada tenga que ver con lo que nos ocupa en ese momento. Y puede que en alguna de ésas la importancia mayor de lo que haya surgido justifique el pasar de una a otra sin solución de continuidad. Pero ese no debería ser el tono general de nuestra actividad. Si eres de los que se ven reflejados en este modelo quizá quieras probar una forma distinta de encararlo y ver cómo te va.
Te propongo que durante un tiempo suficientemente significativo (una semana al menos) y de una forma continuada dejes que la importancia del escenario en el que estés en cada momento, o la acción que estás desarrollando, o la vivencia que estés teniendo (tanto interna como externa) difumine por completo hasta hacer desaparecer cualquier otra “cosa” que no sea estar ahí. Y con “estar ahí” quiero decir poner todo lo mejor que tengas para vivir esa situación. No me refiero a resolverlo todo de una manera perfecta, pero sí a hacerlo de la mejor forma posible de acuerdo a lo que eres, lo que tienes y donde estás. Si a pesar de esa predisposición te llegan otros estímulos que piden una respuesta, valora en ese momento cuál de esas actividades tiene mayor importancia para ti y “embárcate” con todo en ella, dejando tranquilamente para más adelante esa otra para la que sabes que habrá un momento más adecuado. Y algo verdaderamente saludable es cerrar una actividad del tipo que sea respirando profundamente unas cuantas veces. Es como limpiar y dejar un espacio vacío para hacer sitio a cualquier otra cosa que venga a continuación a la vez que de nuevo te dejas ganar por la convicción de que eso nuevo lo vas a hacer de la mejor manera posible.
¿Crees que tus circunstancias no te permiten hacer esto? ¿De verdad?  
 
SALUDOS AL SOL
 
Dejando que elijáis libremente cuales serán vuestras intenciones para este nuevo día os propongo un pequeño reto común para todos los que quieran participar. Es sencillo, sobre todo sabiendo el gran nivel de apertura de corazón que hay por aquí: se trataría de dar un abrazo a alguien de nuestro entorno (real, no virtual) a la vez que decirle con serenidad: "Pero que lind@ eres". Sólo eso. Saber que hay otros caminantes de la vida que hoy van a hacer exactamente lo mismo animará a los que lo tengan un poco más difícil o a los que les cueste más. Ah! Puntuará doble (al ser un proyecto compartido) en el recuento que cada noche hace el Universo sobre cada uno. Venga! Anímate!
(Debe ser un abrazo sincero a alguien de quien sientas que es así de lind@ como le vas a decir. Así y todo puede resultar difícil (?). Pero entonces tendrá más valor. Ánimo! Tú puedes!)
 
 
Buenos días, buena gente! ¿Que es demasiado temprano? ¿Que si esto está bien pero un poquito más tarde estaría mejor? Naaaa! El sol hace rato que salió y el día presenta un montón de posibilidades que estaría bien que no nos perdiéramos... Sólo por hoy me permitiré ser simplemente feliz.




              


Nuevo comentario:


En la misma sección
< >

Lunes, 13 de Noviembre 2017 - 17:28 Adaptación, felicidad y resiliencia

Jueves, 4 de Mayo 2017 - 10:00 Maletín de herramientas para un mundo mejor




Artículos

Maletín de herramientas para un mundo mejor X

04/05/2018 - Rafael Ruiz Centeno

Adaptación, felicidad y resiliencia

13/11/2017 - Francisco Lagardera

Maletín de herramientas para un mundo mejor

04/05/2017 - Rafa Centeno- Aprendiz de Mago

Esperanza

18/04/2017 - María Novo

Maletín de herramientas para un mundo mejor

13/04/2017 - Rafa Centeno- Aprendiz de Mago

Encended vuestras lámparas

03/04/2017 - Omraam Mikhaël Aïvanhov

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets
Conciencia Global : Seguir las señales del Corazón Hay momentos en la vida en que vemos con absoluta nitidez que debemos emprender un c… https://t.co/S6GOJgdcbW
Miércoles, 23 de Mayo - 18:19
Conciencia Global : Una experiencia bailada en Brasil Ahora no tengo solo sus huellas en mi camiseta, sino que se han quedado para siem… https://t.co/PKzh8eRiXV
Miércoles, 23 de Mayo - 17:54
Conciencia Global : En un encuentro ibérico Las tecnologías de las comunicaciones ponen hoy la infraestructura necesaria para que las c… https://t.co/cDI8RLQkHu
Miércoles, 23 de Mayo - 17:44