cglobal

Las etapas de la vida



Luis Arribas Mercado

01/08/2020

Hay quien opina que cada siete años renovamos todas nuestras células, excepto las neuronas, que guardan nuestra historia. Es decir, que cada siete años tenemos un cuerpo nuevo, diferente en muchos aspectos, pero renovado.



Photo by Evie S. on Unsplash
Photo by Evie S. on Unsplash
También hay quien opina que nuestra vida la podemos dividir en etapas de siete años y que, en cada una de ellas, vivimos experiencias que, al ir acumulándose, dan como consecuencia las personas que somos hoy en día.
 
De los 0 a los 7 años somos seres dependientes y sometidos a todo tipo de influencias del entorno, sobre todo familiar, de tal manera que, según el tipo de familia en que hayamos nacido, así podrá ser la forma en que veamos el mundo, es decir, seremos repetidores de lo que nuestros padres nos hayan inculcado.
 
De los 7 a los 14 empezamos a comprobar que la educación recibida hasta ese momento se contradice, en muchos casos, con lo que estamos viviendo en otros ambientes, aunque todavía seguimos dependiendo de la familia en todos los sentidos. La pubertad y el despertar de la sexualidad nos descolocan y aparecen un montón de emociones que no sabemos controlar al cien por cien.
 
De los 14 a los 21 predomina el tema de los estudios y la relación con el otro sexo. La familia es percibida como un freno, nos sentimos poco comprendidos y nos gustaría no depender tanto de ella.
 
De los 21 a los 28 es, generalmente, la entrada en el mundo laboral, la puesta en práctica de lo que hemos estado estudiando. Ahí aparece la competitividad, la necesidad de demostrar a los demás y a nosotros mismos que somos capaces de alcanzar las metas que nos propongamos.
 
En esta etapa, probablemente, tengamos una relación más o menos estable con alguien con quien hacer planes para el futuro.
 
De los 28 a los 35 años es una etapa de desarrollo profesional y de toma de decisiones en lo afectivo. Queremos alcanzar el techo más alto de nuestra carrera profesional y nos olvidamos de otras cosas tan importantes o más que eso, como el amor, la amistad, el ocio...
 
De los 35 a los 42 quizás hayamos alcanzado nuestro techo profesional, aunque a lo mejor no era el que hubiéramos querido. También es probable que este periplo nos haya costado un divorcio o una separación.
 
También es posible que hayamos cambiado de trabajo buscando nuevas oportunidades para alcanzar el nivel profesional más alto al que queremos llegar, aunque ya empezamos a intuir que el que tenemos es el más alto al que podemos aspirar.
 
De los 42 a los 49 nos entran ganas de dejar el trabajo actual y montarnos por nuestra cuenta «solos o en compañía de otros», como se dice en el argot de los pleitos judiciales.
También es posible que nos salga todo mal y perdamos dinero y amistades dada nuestra inexperiencia, aunque también puede ocurrir todo lo contrario y que consigamos el éxito apetecido. Depende de multitud de variables que no siempre dependen de uno.
 
De los 49 en adelante es época de recolección, de cosechar los resultados de nuestro trabajo a lo largo de los años. Ya no se trata de invertir dinero y esfuerzos en cosas nuevas, salvo que esas cosas sean las que verdaderamente a uno le hacen feliz.
 
Es una etapa para compartir con otros nuestra experiencia, tanto en lo profesional como en lo personal. Y en lo relativo al amor, a partir de esta edad, es la época mejor para vivirlo, con madurez, sensibilidad, comprensión y toda suerte de bienaventuranzas.
 

(Extraído del libro “Entre nosotros. Reflexiones de Filosofía cotidiana). Comprar aquí




              



Artículo leído 197 veces


Comenta este artículo

1.Publicado por Pablo el 22/09/2020 09:46
Los antiguos mayas hablaban de bloques de edad de 13 años. Siguiendo el paralelismo, desde los 0 a los 13 se podría decir que "se recibe información", de los 13 a los 26 "se recibe y se procesa", de los 26 a los 29, además, principalmente se materializan proyectos, y de los 39 a los 52 se perfecciona. a partir de los 52 se entra en una etapa de madurez en la que se evalúa el ciclo anterior y a partir de los 65 se proyecta uno hacia el futuro con una octava más de sabiduría que da la experiencia, entrando en el "consejo de sabios".

2.Publicado por Maria Pinar Merino Martin el 24/09/2020 13:45
Totalmente de acuerdo Pablo... En nuestros viajes a Guatemala y México pudimos acceder a esa información de primera mano de los chamanes y es muy interesante.
Lo importante es que la información y el conocimiento acumulado lo hagamos realidad mediante la experiencia y la puesta en práctica... así se convierte en sabiduría.
Un abrazo

Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 23 de Octubre 2020 - 18:30 Covid-19: De nada sirve sólo limar los dientes al lobo

Viernes, 23 de Octubre 2020 - 18:22 Visión amplia









Artículos

Visión amplia

23/10/2020 - Luis Arribas Mercado

Desayunos inteligentes: Luis Arribas Mercado

09/10/2020 - Luis Arribas Mercado

Desayunos inteligentes: María Pinar Merino

09/10/2020 - Maria Pinar Merino Martin

La Esfinge y el Caminante - 2

02/10/2020 - Luis Arribas Mercado

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets



Libros para descarga