cglobal

El poder que reside en el corazón



Maria Pinar Merino Martin

13/06/2019

Los filósofos, poetas, profetas y sabios de todos los tiempos, así como las culturas ancestrales de cualquier punto del planeta consideran al corazón como fuente de sabiduría, de amor, de conocimiento espiritual, generador del pensamiento profundo, de las emociones, de la intuición.



Photo by Raychan on Unsplash
Photo by Raychan on Unsplash
En el corazón, en el plexo cardiaco se ubica nuestro cuarto chakra, Anahata, el lugar de la apertura (sanscrito). Se representa por una flor de loto de 12 pétalos. La intersección de los dos triángulos centrales simbolizan la unión de lo masculino y lo femenino.
 
Los hinduistas creen que el alma y el pensamiento se encuentran dentro del músculo cardiaco. En su interior se encuentra el alma que da vida al cuerpo, está descrito en los Upanishad (textos sagrados del siglo III a.C.) como una pequeña llama (invisible al ojo humano) que luce en el interior del corazón.

Anahata, en sánscrito, quiere decir también “imposible de romper” o “el que no ha sido golpeado”. Por tanto, el amor sería una fuerza tan noble y poderosa que estaría presente de manera constante e incondicional a pesar de las heridas que tengamos en nuestras historias personales. Es esa luz sagrada en cada ser, que es nuestra verdadera esencia  y que nos permite abrir nuestros corazones en una unión amorosa y compasiva.
 
De este centro energético depende la capacidad de tomar decisiones de manera independiente. Gracias a Anahata la persona “sigue los dictados de su corazón” basándose en sí misma, al margen de los condicionamientos de la mente y la memoria. Es capaz de seguir su impulso interno más elevado, superando las emociones y deseos insatisfechos de la naturaleza inferior.
 
Este chakra está relacionado con el amor y la compasión, la caridad hacia los demás y la curación psíquica. Nos aporta cualidades como la alegría de vivir, la devoción, la confianza en la existencia, la dicha de conectarse con los demás, de sentir compasión por el otro por compartir la experiencia humana común, de sanar y ver la divinidad en la naturaleza y en el universo entero.
 
Según el hinduismo este chakra implica ir un paso más allá de los asuntos del ego para abrirse sin condiciones, entregar, aceptar y dejarse envolver por el carácter sagrado y perfecto de todo lo que existe. Esta experiencia es tan grata y tan sublime que se puede convertir en una forma de vida a la que siempre se quiere regresar.

Características

Color: verde/rosa. Los tonos verdes nos conectan con la naturaleza, nos dan tranquilidad y corresponden a las vibraciones de la sanación y la regeneración. El rosado es un color que despierta compasión, alegría de vivir, ternura y expansión.
 
Elemento: aire. Entre sus cualidades están: Es liviano, sutil, elevado y llena todos los espacios a donde tiene acceso. De la misma manera, el corazón tiende a irradiar amor y generosidad, tiende a dar luz y felicidad. El aire, la respiración, es para los seres humanos el vehículo principal por donde obtenemos prana: la energía vital universal.
 
Sentido: tacto. Está asociado con el sentido del tacto: con la facultad de entrar en contacto con la existencia, de tocar y ser tocado por las personas que forman parte de la propia vida, por todos los seres y las cosas y por el universo como totalidad.
 
Manifestación física: Parte baja de los pulmones, sistema respiratorio, espalda alta, piel.
 
Manifestación mental/ espiritual: Amor, fe, compasión, sanación. El chakra del corazón se encarga de generar una de las energías más poderosas que los seres humanos tenemos a nuestra disposición: el amor. Es el chakra intermedio entre los tres inferiores (centros energéticos relacionados con el ego, con la individualidad y la separación) y los tres superiores que se abren a una dimensión mental, emocional y espiritual. Para pasar de la percepción del tercer chakra al cuarto es preciso que la persona llegue a una profunda transformación, deje atrás el miedo y se abra a la energía superior, a la fe.

Photo by Jon Tyson on Unsplash
Photo by Jon Tyson on Unsplash

La tradición popular

"Pon tu corazón en ello” “Apréndelo de corazón” “Canta con todo tu corazón"  “Lo ha hecho de corazón” “Tiene un corazón limpio” “Es una persona de buen corazón”
 
Todos estamos familiarizados con esas expresiones que utilizamos con frecuencia en la vida cotidiana, lo que nos sugiere que el corazón es algo más que una mera bomba física que sustenta la vida.
 
Cuando realmente queremos resaltar la valía de una persona hacemos referencia a su corazón. Cuando queremos presentarnos o referirnos a nosotros mismos nuestra mano va al corazón indefectiblemente.

El valor del corazón para los diferentes pueblos

Photo by Dyaa Eldin on Unsplash
Photo by Dyaa Eldin on Unsplash
La importancia de las funciones del corazón fue reconocida por muchas sociedades antiguas, como los mesopotámicos, los babilonios, los griegos y los chinos. Y 400 años atrás los egipcios creían que el corazón jugaba un papel importante en la dimensión espiritual; después de la muerte, se pesaba el corazón de la persona para ver la cantidad de bien y del mal que contenía y se coloca en urnas especiales para su entierro, mientras que el cerebro se descartaba.
 
El filósofo francés Blaise Pascal declaró ya en el siglo XVII: "El corazón tiene razones que la razón no puede entender".
 
En el Islam con mucha frecuencia se habla de la extremada importancia del corazón. Corazón en árabe se dice Qalb. Pero esta palabra tiene un sentido mucho más amplio porque el corazón de carne es el receptáculo de un secreto: un Corazón, que es el misterio mismo del ser humano, es la razón de la vida, de las emociones, de los sentimientos, de las pasiones, de la reflexión. El Corazón es lo más noble que hay en la persona, es donde está su fuerza, la fuente de sus aspiraciones y energías.
 
Hay una ciencia que es la ciencia del corazón, que es absolutamente imprescindible. Conocer nuestro corazón es conocernos a nosotros mismos, conocer lo que somos, los medios de los que disponemos, los peligros que nos acechan. Esa ciencia es necesaria para avanzar con rectitud en el mejoramiento de nuestra condición humana y en el conocimiento de nuestro Creador; sin esa ciencia sólo iremos dando tumbos entre arbitrariedades y frivolidades.
 
Aquí tenemos una frase de los pueblos indígenas de América del Norte que también volvían su mirada hacia el corazón para buscar respuestas a sus más profundas inquietudes:
 
“Si no es ahora, entonces ¿cuándo?...
Si no soy yo, entonces ¿Quién ha de ser?
Transitar por el sendero del corazón es un gran honor.
Todo ser humano cuenta con la opción de caminar por ese sendero, 
Pero muy pocos decidirán hacerlo.
¿Por qué?
Pues porque ya no puedes actuar y comportarte como lo hacen todos los demás.
Tendrás que ser una persona que aprende a mirar al interior,
Que se hace completamente responsable de sí misma,
Que ora y que medita, 
Que desarrolla su espíritu de servicio.
En definitiva, tienes que tomar la decisión de hacerte un Guerrero Pacífico.
¿Qué decidirás hacer hoy?
Gran Espíritu condúceme al sendero del corazón. 




              



Artículo leído 200 veces


Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Domingo, 16 de Junio 2019 - 20:28 Del homo-sapiens al homo-cordis







Artículos

Del homo-sapiens al homo-cordis

16/06/2019 - Maria Pinar Merino Martin

El poder que reside en el corazón

13/06/2019 - Maria Pinar Merino Martin

Confesiones al diario de un Caminante

04/06/2019 - Rafael Ruiz Centeno

Cuando los sueños se hacen realidad

27/05/2019 - Maria Pinar Merino Martin

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets
Conciencia Global : La promesa de arena La noche del Martes Santo, antes de salir la luna, le confié a Haiduma mi sensación de que allí… https://t.co/haQxHGOkNZ
Miércoles, 17 de Julio - 18:55
Conciencia Global : Brócoli, bróculi, brécol: El árbol vitamínico El brócoli, brécol, bróquil o bróculi es una planta de la familia de… https://t.co/4y01pp9bEt
Jueves, 11 de Julio - 11:26
Conciencia Global : Memorias amargas: Parte 3 Continuamos con las otras tres memorias amargas de la infancia, esas heridas que condicio… https://t.co/0k02nJKPUB
Jueves, 11 de Julio - 11:21



Libros para descarga
CYO 39.pdf
1.74 Mb
CYO 36.pdf
1.74 Mb
CYO 35.pdf
1.64 Mb
CYO 34.pdf
2.52 Mb
CYO 25.pdf
1.25 Mb
CYO 24.pdf
1 Mb
CYO 23.pdf
1.41 Mb
CYO 22.pdf
820.76 Kb
CYO 21.pdf
1.3 Mb
CYO 20.pdf
643.17 Kb
CYO 19.pdf
1.34 Mb
CYO 18.pdf
1.07 Mb
CYO 17.pdf
1.44 Mb
CYO 16.pdf
4.4 Mb
CYO 15.pdf
3.09 Mb
CYO 14.pdf
2.58 Mb
CYO 13.pdf
2.29 Mb
CYO 12.pdf
2.28 Mb