cglobal

El despertar



Autor desconocido

06/10/2019



Photo by Federico Fioravanti on Unsplash
Photo by Federico Fioravanti on Unsplash

Reconoces que es hora de parar las esperanzas falsas y de esperar que algo cambie, que la felicidad o la seguridad, aparezcan mágicamente por encima del horizonte.


Reconoces que en el mundo real no siempre hay finales felices donde se comen perdices, sino que cualquier garantía de felicidad sólo comienza contigo, y que en ese proceso de aceptación nace un estado de serenidad.


Paras de quejarte y echarle la culpa a los otros por las cosas que te hicieron a ti o no hicieron por ti y aprendes que la única cosa con lo que puedes contar es con lo inesperado.


Paras de juzgar y apuntar con el dedo y comienzas a aceptar a las personas tal y como son y hacer la vista gorda a sus pequeñas faltas, y en este proceso nace un sentido de paz y de estar contento.


Aprendes a abrirte a nuevos mundos y a diferentes puntos de vista. Empiezas a reevaluar y redefinir quién eres y cuáles son tus valores.


Aprendes que hay poder y gloria en crear y contribuir y paras de maniobrar por la vida sólo como un mero consumidor buscando el próximo chute.


Aprendes que principios como ser honesto y de elevado carácter no son ideales de épocas pasadas sino el cemento que sostiene los cimientos donde construir tu vida.


Aprendes que no lo sabes todo y que no es tu trabajo salvar al mundo y que no se enseña a un cerdo a cantar. Aprendes que la única cruz que llevas es la que escoges tú mismo y que a los mártires los queman en la hoguera.


Aprendes sobre el amor. Aprendes a mirar las relaciones tal como son y no como tú quisieras que sean. Aprendes que estar solo no tiene porqué indicar soledad.


Paras de intentar controlar a las personas, situaciones y resultados. Aprendes a distinguir entre culpabilidad y responsabilidad, así como de la importancia de establecer límites y saber decir “no”


Paras de reprimir e ignorar tus propias necesidades y sentimientos.


Aprendes que tu cuerpo realmente es tu templo. Empiezas a cuidarlo y a tratarlo con respeto. Comes conforme a una dieta equilibrada, bebes agua pura y dedicas tiempo al ejercicio. De la misma forma que la comida anima al cuerpo, la risa alimenta al alma y así eliges dedicar más tiempo a reír y jugar.


Aprendes que mayormente en la vida uno obtiene lo que merece y que tú cumples tus propias profecías con lo que piensas, sientes y crees.


Aprendes a ser agradecido y a disfrutar de las cosas sencillas que damos por hecho, cosas con que millones de personas en la Tierra sólo sueñan: una nevera con comida, agua pura, una buena cama, una ducha de agua caliente.


Ahora empiezas a asumir responsabilidad por ti mismo y prometes no traicionarte y nunca resignarte a menos de lo que desea realmente tu corazón.


Al fin, con un corazón valiente, adoptas tu postura, respiras profundo y empiezas a diseñar lo mejor que puedes la vida que deseas vivir.

 


Enviado por José María Arroyo





              



Artículo leído 129 veces


Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 21 de Octubre 2019 - 17:27 Nuestro pueblo

Viernes, 18 de Octubre 2019 - 18:00 La búsqueda de la seguridad









Artículos

Nuestro pueblo

21/10/2019 - Marta Corella

Amor, simplemente eso

18/10/2019 - Haydée del Moral

La búsqueda de la seguridad

18/10/2019 - Anttón

La experiencia de acompañar

16/10/2019 - María José Cardoso

La risa es vida

16/10/2019 - Luis Arribas

El despertar

06/10/2019 - Autor desconocido

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets
Conciencia Global : Nuestro pueblo A finales del siglo XIX, escribía Francisco Giner de los Ríos: «¡El día que España esté a la altura… https://t.co/mEA7CQASki
Lunes, 21 de Octubre - 18:20
Conciencia Global : La búsqueda de la seguridad En estos momentos de tan intensas vivencias sentimos la necesidad de aferrarnos a algo… https://t.co/Dl9u4TUMeZ
Viernes, 18 de Octubre - 18:05
Conciencia Global : Amor, simplemente eso “Donde hay amor hay vida” decía Mahatma Gandhi. Quizá sea una de las definiciones más sencill… https://t.co/83KcCTwv6P
Viernes, 18 de Octubre - 18:05



Libros para descarga
CYO 39.pdf
1.74 Mb
CYO 36.pdf
1.74 Mb
CYO 35.pdf
1.64 Mb
CYO 34.pdf
2.52 Mb
CYO 25.pdf
1.25 Mb
CYO 24.pdf
1 Mb
CYO 23.pdf
1.41 Mb
CYO 22.pdf
820.76 Kb
CYO 21.pdf
1.3 Mb
CYO 20.pdf
643.17 Kb
CYO 19.pdf
1.34 Mb
CYO 18.pdf
1.07 Mb
CYO 17.pdf
1.44 Mb
CYO 16.pdf
4.4 Mb
CYO 15.pdf
3.09 Mb
CYO 14.pdf
2.58 Mb
CYO 13.pdf
2.29 Mb
CYO 12.pdf
2.28 Mb