cglobal

El Pabellón 14, un hogar en tiempos de pandemia



Esther Consuegra García

06/05/2020

Un 20 de marzo de 2020 se abrieron las puertas del pabellón 14 de IFEMA. Un registro con tres casillas por rellenar y una toma de temperatura resume la vida de cada persona que entra, ya habrá tiempo de más cosas. En ese momento, solo importa tener un techo, un plato de comida y una cama donde poder descansar después de días, semanas y meses con el cielo como único tejado.



Photo by Mika Baumeister on Unsplash
Photo by Mika Baumeister on Unsplash
Ciento cincuenta personas sin hogar en un pabellón son ciento cincuenta vidas, experiencias y circunstancias. No hay edad, ni nacionalidad, ni color, sólo una misma necesidad de tener un lugar donde descansar y protegerse en estos momentos de incertidumbre inesperada.
 
En pocas horas, empezamos a ver cómo cada persona encuentra su rincón, su lugar, ese espacio en el que sacar su potencial, sus habilidades, su esencia… En definitiva, la persona que es.
 
Detrás de cada nombre nos encontramos a personas llenas de vida: un pintor que se recrea entre folios y pinturas, evadiéndose con su talento entre colores y pinceles; un escritor que se pasa todo el tiempo escribiendo, luchando de noche con sus lentes cuando todos duermen sin apenas luz, porque es el momento en el que mejor se inspira, observándolo todo desde su silencio y sus gafas; varios músicos inseparables con sus guitarras pegadas como si de otro cuerpo anexo se tratara por todo el pabellón, recorriendo los rincones para encontrar donde sacarlas y ensayar sus canciones escritas en cuadernos mojados y destartalados; hombres de avanzada edad con una vida llena de historias, experiencias y anécdotas que contarnos mientras observan a los más jóvenes desde su calma; un joven encontrando un espacio en el que deslizarse con su patinete siguiendo círculos en el suelo y que nos pide papel y rotuladores para escribir y para decorar su inseparable tabla con ruedas; un enfermero con veinte años de experiencia que añora volver a ponerse una bata blanca; un peluquero que llegó con su peluquería en la mochila y voluntariamente corta el pelo y arregla la barba a diario; camareros, albañiles, peones, porteros, fruteros, militares, pintores, trabajadores del campo y un sinfín de personas que aportan sus experiencias para que cada día el pabellón 14 sea un lugar mejor.
 
Si miramos a cada persona desde su capacidad y no desde su circunstancia o aspecto, si la miramos a los ojos parándonos unos minutos, encontramos su talento. Desde ahí entendemos que, con o sin techo, todos y todas somos personas y necesitamos la oportunidad de levantarnos, de volver a confiar después de una caída sin red y, de eso trata la vida.
 
De levantarse y volver a caer hay expertos que hacen a diario malabares de supervivencia, y el pabellón 14 de IFEMA está lleno de ellos, resistencia y resiliencia son sus aliados en estos tiempos, en los que la incertidumbre acecha a todos por igual, aquí tenemos sabios en esto.
 
No sabemos cuánto va a durar esta situación, vivimos el presente en el pabellón 14, un lugar en el que, día a día, se va llenando de más historias  con pasado y presente, de voces que van tomando la forma en iniciativas y propuestas.
 
Desde los primeros días, los usuarios acordaron aplaudir a todos los y las profesionales que los acompañamos en esta etapa. Sus aplausos son voces que alientan a seguir en esta lucha.
 
Ahora que tan de moda está el himno “Resistiré”, parece que la letra fuera escrita por todos ellos un día cualquiera, donde aún no asomaba la pandemia. Ahora somos todos y todas y el pabellón 14 es uno más de tantos hogares en el mundo que resiste a la pandemia. Hoy aplaudimos por ellos, por resistir y ser maestros en supervivencia.
 
Esther Consuegra García 
Coordinadora Grupo 5 -  Dispositivo de Emergencia Social de IFEMA 
Pabellón 14

30 Abril 2020




              



Artículo leído 299 veces


Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 15 de Octubre 2020 - 18:58 ¿Qué me pasa, doctor?

Domingo, 26 de Julio 2020 - 12:29 Consecuencias del consumo de carne en el planeta









Artículos

¿Qué me pasa, doctor?

15/10/2020 - Luis Arribas Mercado

El Pabellón 14, un hogar en tiempos de pandemia

06/05/2020 - Esther Consuegra García

Enfoque de Atención Especial: Apreciando Nuestra Tierra

22/04/2020 - Maria Pinar Merino Martin

La gratitud, el aprecio

21/04/2020 - Maria Pinar Merino Martin

Flores de Bach: Un apoyo para el alma en tiempos de crisis

15/04/2020 - Juan José Hervás (www.ailim.es)

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets



Libros para descarga