cglobal

El Camino del Corazón

Una experiencia para ser vivida y compartida



Chary Sánchez Carbonell

10/03/2024

Me gustaría dar comienzo a este artículo con un agradecimiento profundo. Y este agradecimiento va dirigido a Luis y María Pinar, quienes en un momento dado de sus trayectorias decidieron expandir y difundir las enseñanzas del Camino del Corazón, haciendo realidad una máxima dentro del Camino; “Todo lo que se recibe es para dar” y así bajo esta premisa se pusieron manos a la obra.



Foto de Jan en Unsplash
Foto de Jan en Unsplash
Su maestría en difundir este preciado regalo les ha permitido transmitir la auténtica esencia del Camino del Corazón, que no es otra que: Tener como guía al corazón en pensamientos, sentimientos, palabras y acciones, esto ha permitido que cientos de caminantes nos hayamos beneficiado de esta sabiduría y continuemos en ello, generándose en cada uno de nosotros profundas transformaciones que nos ayudan a afrontar y gestionar los retos de la vida de una forma más sencilla, natural y coherente.
 Gracias, Gracias, Gracias, por tanto.
 
Corría Junio de 2009 cuando María me invitó a participar en un proyecto, en el que ellos llevaban años trabajando, y tomaron la decisión de abrirlo para que otras personas, al igual que ellos, experimentaran los valiosos conocimientos y el aprendizaje tan profundo que de ello se derivaba. En esa convocatoria nos reunimos un grupo de personas, un fin de semana, en Las Casas Rurales La Derrubiá en la Provincia de Albacete, algunos participantes nos conocíamos con anterioridad y otros no. María y Luis querían ir observando y comprobando nuestras reacciones para ver si era factible abrirlo y expandirlo de una forma más global. Nos ofrecimos a ser el experimento, y ¡bendito experimento!
 
No conocíamos mucho en que versaba su desarrollo, teníamos poca información. Tan solo nos comentaron que era como un juego de rol, nos íbamos a adentrar en un universo dónde soltábamos nuestros ropajes habituales y adoptábamos unos nuevos alias que nos llevarían a transitar por los diferentes senderos del Camino del Corazón… parecía todo muy novedoso, atrevido, y algo en mi interior me decía, que sí, que adelante… simplemente acepté la invitación y confié y os puedo asegurar que desde el minuto uno no me ha defraudado, sino todo lo contrario, sumando así trece años y con cada encuentro me sigo sorprendiendo y llenándome de toda su magia como el primer día. 
 
A medida que avanzaba con cada encuentro he ido experimentando niveles superiores de conciencia y con ello quiero decir que a medida que iba profundizando en mí, iba rompiendo muchas barreras de mi mente condicionada y abriéndome a unas dimensiones internas mucho más amables y coherentes. Descubriendo potencialidades dormidas y afrontando mis sombras, sin temor, tan sólo reconociéndolas e integrándolas cómo parte del proceso. Para mí ha sido vital aprender a gestionar correctamente mis emociones, esa inteligencia emocional que está tan de moda ahora, en el Camino del Corazón se trabaja desde el principio, y es que el mundo emocional, en mi opinión, es nuestro caballo de batalla, es el que menos se nos ha enseñado a conocer y dirigir correctamente.
Observando la transformación exponencial que aprecio en mí y a la vez en otras personas, en un momento dado me pregunté: ¿Qué es lo que al Camino del Corazón le hace ser tan diferente y a la vez tan maravillosamente practico y enriquecedor?
 
Soy una persona que se ha movido en otros grupos, realizando cursos de autoconocimiento y desarrollo personal, todos han tenido un gran calado en mí y cada uno me ha aportado una serie de ayudas y de conocimiento sobre mí misma. Soy, lo que soy, ahora, por todo el bagaje de aprendizaje y las comprensiones adquiridas en mi recorrido, y estoy enormemente agradecida por ello, pero cuando entró el Camino del Corazón en mi vida, hubo un punto de inflexión.
 
 ¿Qué es lo que le hace ser tan único? Durante un tiempo estuve reflexionando sobre ello y no me considero “la primera de la clase”, en absoluto, pero mi necesidad de comprender y llegar al fondo de las cosas me hace que explore, indague, pues es la mejor forma que se me presenta para adaptarme.
 
El Camino del Corazón, en mi opinión, es un método científico-práctico, que trabaja todos los aspectos del Ser Humano, pero de una forma, sencilla, amable, sin necesidad de catarsis, ayudándonos a ir tomando consciencia poco a poco de todas las facetas que nos componen. 
 
Es una metodología magistralmente diseñada por unos Grandes Maestros que tiene un conocimiento profundo de la naturaleza del ser humano guiándonos por los intrincados rincones de nuestra mente, sentimientos y emociones para que todo buscador se vaya encontrando a sí mismo.

La novedosa metodología

Así para esta maravillosa metodología introdujeron una serie de variables y estas son las que identifico: El Juego, La Atención, El Grupo, La Escritura manual y El Sentido de continuidad.
 
El juego. Como esa herramienta que utilizamos desde pequeños para aprender de una forma natural, lúdica y divertida. El juego abre unas dimensiones que nos invita a explorar, a imaginar, a representar distintas situaciones para así conocer y descubrir nuestras habilidades, expresando nuestras emociones y mostrando una nueva perspectiva de ver el mundo. 
 
Dónde nos entregamos por el simple hecho de jugar y esa entrega sin prejuicios es lo que hace del juego una valiosa herramienta para que la apertura de la mente y el corazón se dé, algo imprescindible para transitar por los senderos del Camino del Corazón. 
 
La atención. A la Atención en Oriente se la cataloga como la parte dinámica de la conciencia.
 
La atención siempre está, otra cosa es que la mayor parte de nuestro tiempo estemos distraídos, pero aún ahí, sigue habiendo atención. Por eso cuando la atención se focaliza en lo que debe ser mirado surge la comprensión profunda de lo que se ve. Y es que la atención bien dirigida nos ayuda a iluminar esas partes de nosotros que no nos damos cuenta y quedan en la sombra. 
Precisamente el desarrollo del Camino del Corazón nos dirige y redirige continuamente a estar atentos, a responder con atención a lo que se nos está solicitando en cada ejercicio que realizamos, ya sea escuchar una meditación dirigida, responder a las preguntas que se nos soliciten, averiguar adivinanzas o realizar algún juego, etc… y es que las respuestas que damos cuando la mente está correctamente focalizada son eminentemente eficientes.
 
Actualmente hay grandes corporaciones que entrenan a sus empleados en juegos de atención, pues se han dado cuenta de la eficiencia en el desarrollo de sus trabajos y por ende en la productividad de la empresa.
 
El grupo. A este punto le doy muchísimo valor, pues yo que vengo del yoga y la meditación, un trabajo más individual y hacia dentro, en el Camino del Corazón la individualidad se ve enriquecida por las energías de todos los componentes del grupo, así tomamos conciencia de que no somos entes aislados, sino que nos necesitamos los unos a los otros, necesitamos a los demás para ver nuestro reflejo. 
 
Y es que el Camino del Corazón está diseñado para poner en práctica una serie de valores, que tristemente como sociedad, vamos perdiendo. Así, la confianza mutua y el respeto mutuo, la tolerancia, la empatía, la comunicación, el sentido del humor, la paciencia, la escucha atenta, la aceptación a lo diferente, la integración…son fundamentales para el buen funcionamiento del grupo, cuya participación y colaboración entre todos los componentes es crucial pudiéndose crear un pequeño gran laboratorio, una sociedad, la sociedad de los caminantes del corazón, cuyo compromiso es tener como guía al corazón de cuanto pensemos, sintamos, digamos  o hagamos. 
 
Esa forma de compartir desde ese nivel de conciencia marca significativamente una gran diferencia que ayuda a manifestar lo mejor de cada uno generándose un grupo de hermandad, sentimos que somos parte y todo de este gran universo del Camino del Corazón.
 
Lo importante es que una vez fuera de “este laboratorio” el aprendizaje adquirido en cada taller se traslada a nuestro día a día  de una forma completamente natural y esto es muy importante, pues lo aprendido no se queda sólo en el encuentro correspondiente, sino que cala en cada uno de nosotros y cuando volvemos a nuestras realidades diarias, sin necesidad de pensar, la respuesta que vamos dando al exterior, a las personas cercanas y a nuestro entorno lleva impresa la huella del Camino del Corazón.
 
La escritura manual. La neurociencia ha demostrado que escribir a mano contribuye a la expansión cerebral y a impulsar la inteligencia. La escritura manual es un reflejo de la actividad cognitiva que nos da información personal a cada uno. Para ello se pone en marcha tres procesos: 
 
Percepción, dónde se captan los estímulos necesarios; soporte, herramientas y el orden sobre lo que hay que escribir.
Decisión; proceso mediante el cual se decide y planifica lo que se va a escribir.
Ejecución: proceso que implica la coordinación para dar salida al texto escrito.
Cómo podemos observar la escritura manual no es algo irrelevante en el Camino del Corazón. Es una herramienta necesaria para ir plasmando toda la información que se nos solicita, en cada uno de nuestros cuadernos personales, desarrollar cada ejercicio para más tarde poderla compartir con los compañeros del grupo y verbalizar lo que ahí se ha manifestado. 
 
Una vez escrito y verbalizado toda la información adquiere un nivel de comprensión mayor. Nos ayuda a poner todos los pensamientos o situaciones “negativas” en perspectiva y a encontrar soluciones razonables, que algunas de ellas llegan por la ayuda inestimable de otros compañeros, al ser compartido grupalmente y abrirnos a ello se nos brinda la oportunidad de acoger las referencias que los demás nos ofrecen.
 
Pero no solamente en lo negativo, sino también nos hace ver que hay muchas cosas “buenas” en nuestras vidas y ponerles cara hace más sencillo apoyarse en ellas en momentos de bajón.
 
Sentido de la continuidad. Para que el desarrollo de un proyecto tenga éxito debe de existir una continuidad. Esta continuidad es la que propicia que, en el caso del Camino del Corazón, la persona avance, que con cada etapa vaya encontrando soluciones, reflexiones, referencias ante los retos de la vida. Sin esa continuidad, el compromiso decae, el interés decrece y el abandono está servido. Por ello lo considero una importante variable.
 
El Camino del Corazón hay que recorrerlo poco a poco, paso a paso, no hay prisa, ni tampoco una meta a dónde llegar. El Camino del Corazón hay que recorrerlo con la comprensión que cuanto más aprendo, más me doy cuenta de lo poco que sé. Es un trabajo de humildad y coherencia.  
 
Y bajo estas cinco premisas el Camino del Corazón se alza como una experiencia vital para toda aquella persona que se decide a transitarla, abierto a todos, indistintamente de cuales fueran sus creencias y/o experiencias previas.

Foto de Nathan Dumlao en Unsplash
Foto de Nathan Dumlao en Unsplash

El Caminante del Corazón en el momento presente

Actualmente estamos siendo observadores y partícipes de los grandes cambios vertiginosos que están operando en nuestra humanidad y en el planeta. Durante los próximos años tendremos que darnos cuenta de que nuestro entorno está inmerso en un proceso de cambio radical personal y colectivo: La Tierra está degenerando rápidamente en un cambio climático de carácter extremo e impredecible. Junto a este cambio medioambiental está apareciendo otro no menos importante que no sabemos a dónde nos va a llevar: la aparición de tecnologías impensables hasta hace unos años.

En palabras de José Millán, astrólogo. Es posible que pasemos de ser creadores de tecnologías a creaciones de la tecnología… El reto ya no será sobrevivir como individuos, sino hacerlo como especie. 

Y esto me lleva a recordar que el proyecto del Camino del Corazón fue diseñado desde antiguo para este momento tan transcendental en la evolución de la humanidad de la Tierra. Corremos el riesgo de que este desarrollo tecnológico interfiera de manera exponencial en el desarrollo espiritual de la humanidad. Así estos Grandes Maestros diseñaron esta metodología para dotarnos de herramientas para afrontar mejor los grandes desafíos que nos esperan y esto pasa por despertar una nueva consciencia, pasa por la activación de la mente del corazón, liberándonos así de la mente obsesiva y de los esquemas mentales preestablecidos. Abriendo nuevas vías para que las comprensiones de nuestro día, a día adquieran un nivel de conciencia mayor y a través de estas experiencias ir descubriendo las facetas que nos componen, desde las más materiales a las más espirituales, pero es un camino que hay que recorrerlo poco a poco, asimilando cada una de las experiencias para que un día se llegue a la conclusión de que nos conocemos en profundidad y actuemos de forma natural siguiendo los dictados del corazón. (La Ciencia del YO)

En palabras de Gregg Braden: Vivir desde el corazón, el siguiente paso en la evolución humana. 

Confío en ello.




              



Artículo leído 868 veces


Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Sábado, 23 de Marzo 2024 - 18:48 Testimonio de un Caminante del Corazón

Lunes, 22 de Mayo 2023 - 17:51 Iniciación al Camino del Corazón 2023









Artículos

Testimonio de un Caminante del Corazón

23/03/2024 - Eugenio Azurmendi (Manos Generosas)

El Camino del Corazón

10/03/2024 - Chary Sánchez Carbonell

Iniciación al Camino del Corazón 2023

22/05/2023 - Conciencia Global

Vivir el Camino del Corazón

05/02/2023 - Maria Pinar Merino Martin

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets



Libros para descarga