cglobal

Dos cerebros buscando la armonía



Maria Pinar Merino Martin

11/01/2021

Durante siglos el corazón ha sido considerado fuente de emoción, coraje y sabiduría. En el HeartMath Institute exploran los mecanismos fisiológicos por los cuales el corazón se comunica con el cerebro, lo que influye en el procesamiento de la información, las percepciones, las emociones y la salud.



Photo by Colton Sturgeon on Unsplash
Photo by Colton Sturgeon on Unsplash
Nos hacemos preguntas como: ¿Por qué las personas experimentan el sentimiento o la sensación de amor y otros estados emocionales positivos en el área del corazón? ¿Cuáles son las ramificaciones fisiológicas de las emociones? ¿Cómo afectan el estrés y los diferentes estados emocionales al sistema nervioso autónomo, a los sistemas hormonal e inmunológico? ¿Cómo se comportan el corazón y el cerebro ante las emociones de signo positivo y ante las de signo negativo?
 
A lo largo de los años hemos experimentado con diferentes medidas psicológicas y fisiológicas, pero ha sido la medición de la variabilidad de la frecuencia cardiaca o los ritmos cardiacos lo que aportó más información sobre los estados emocionales internos y el estrés.
 
Quedó patente que las emociones negativas conducen a un mayor desorden en los ritmos cardiacos (ondas caóticas) y en el sistema nervioso autónomo, lo que afecta negativamente al resto del cuerpo. Por el contrario, las emociones positivas crean una mayor armonía y coherencia en los ritmos cardiacos y mejoran el equilibrio en el sistema nervioso (ondas coherentes).
 
Las implicaciones para la salud son fáciles de entender: la falta de armonía en el sistema nervioso conduce a la ineficacia y aumenta el estrés en el corazón y otros órganos, mientras que los ritmos armoniosos son más eficientes y menos estresantes para los sistemas del cuerpo.
 
Más interesantes aún son los dramáticos cambios positivos que ocurren cuando se aplican técnicas que aumentan la coherencia en los patrones rítmicos de la variabilidad de la frecuencia cardiaca. Estos incluyen cambios en la percepción de la realidad, la capacidad de reducir el estrés y de gestionar de manera más efectiva las situaciones difíciles.
 
Observamos que el corazón actuaba como si tuviera una mente propia y estaba influyendo profundamente en la forma en que percibimos y respondemos al mundo. En esencia, parecía que el corazón estaba afectando a la inteligencia y a la consciencia.
 
Las respuestas a muchas de nuestras preguntas originales ahora proporcionan una base científica para explicar cómo y por qué el corazón afecta a la claridad mental, la creatividad, el equilibrio emocional, la eficacia personal y un estado general de bienestar psicofisiológico. Nuestra investigación y la de otras instituciones universitarias, que han colaborado en el estudio, indican que el corazón es mucho más que una simple bomba.
 
El corazón es, de hecho, un centro de procesamiento de información altamente complejo y auto organizado, con su propio “cerebro” funcional, que se comunica con el cerebro craneal e influye en él a través del sistema nervioso, el sistema hormonal y otras vías. Estas influencias afectan profundamente a la función cerebral y a la mayoría de los órganos principales del cuerpo y, en última instancia, determinan la calidad de vida de una persona.

Lo que la ciencia ha descubierto

Científicos del Instituto HeartMath y la Universidad de Standford en Estados Unidos, el Instituto para el Desarrollo de la Persona, en Canadá, la Universidad de Oxford en Inglaterra y otras instituciones han publicado el resultado de sus investigaciones, que resumo aquí:
 
  1. El cerebro del corazón: Las últimas investigaciones en cardio-neurología han confirmado que el corazón tiene un sistema nervioso con más de 40.000 neuronas. Se creyó durante mucho tiempo que estaba compuesto por una única fibra muscular, pero hoy se sabe que cerca del 65% de esas células son neuronas, que forman parte de una extensa red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo, lo que lo confirma como un sistema nervioso independiente y perfectamente desarrollado.
 
  1. La inteligencia del corazón: Las estructuras neuronales del corazón son capaces de tomar decisiones, de aprender, de recordar, de percibir y de generar respuestas de forma independiente al cerebro.
 
  1. La conexión entre el corazón y el cerebro: Se lleva a cabo en varios niveles:
    1. Neurológicamente: El corazón envía al cerebro información mediante la transmisión de impulsos nerviosos. Es el reloj biológico más potente del organismo, el único órgano con la facultad de activar o inhibir ciertas partes del cerebro según lo requieran las circunstancias. Según parece el corazón envía más información al cerebro que al contrario, lo que afecta a nuestra percepción de la realidad y a nuestras reacciones.
    2. Bioquímicamente: El corazón se convierte en una glándula capaz de generar hormonas y neurotransmisores. Por ejemplo: oxitocina, que es popularmente conocida como hormona del amor o de la felicidad; pero también es capaz de inhibir la producción de cortisol u hormona del estrés. En el corazón se produce también ANF (Atriol Neuratic Factor), una hormona que afecta al sistema límbico y a todo el cerebro emocional, a las áreas de la memoria o el aprendizaje y que propicia el equilibrio general del cuerpo: la homeostasis.
    3. Biofísicamente: Merced a las ondas de presión. El ritmo cardiaco y sus variaciones envían información no sólo al cerebro sino también al resto del cuerpo.
    4. Energéticamente: Se ha podido medir el campo electromagnético del corazón, descubriéndose que es el más potente de todos los órganos del cuerpo, unas 5.000 veces más intenso que el del cerebro. Ese campo magnético es sensible y varía en función del estado emocional de la persona, se extiende entre dos y cuatro metros alrededor de cada individuo lo que le configura como una herramienta de comunicación energética con otros seres humanos.
 
 
 
María Pinar Merino Martín
Fuente: Investigaciones del Instituto HeartMath




              



Artículo leído 190 veces


Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 18 de Diciembre 2020 - 11:00 El camino del laberinto









Artículos

Dos cerebros buscando la armonía

11/01/2021 - Maria Pinar Merino Martin

El camino del laberinto

18/12/2020 - Dr. Jesús Moreno Ramos

Ejercicio de autoconciencia

31/10/2020 - Maria Pinar Merino Martin

El contagio emocional

23/10/2020 - Maria Pinar Merino Martin

Física cuántica: Somos seres de luz

15/10/2020 - Maria Pinar Merino Martin

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets
Conciencia Global : Por qué lo llamamos “bicho” Que esto que sigue no suene a crítica, pues solo pretende ser una plasmación de un asom… https://t.co/oWEcHOtB81
Viernes, 22 de Enero - 19:10
Conciencia Global : ¿Quiénes somos? Los días van pasando, los acontecimientos se suceden, recomponiéndose y ajustándose la realidad gra… https://t.co/MOzAdKceDd
Viernes, 22 de Enero - 18:55
Conciencia Global : A los Magos de la era COVID Queridos Reyes: En los tiempos de prolongada reclusión, del temor y la incertidumbre ta… https://t.co/GWYwzsW6wV
Miércoles, 13 de Enero - 11:01



Libros para descarga