cglobal

La Disforia Corporal y su impacto en la salud mental



Cristina Arribas

07/07/2024

La disforia corporal, una profunda insatisfacción con aspectos específicos del cuerpo como el peso, el cabello, la salud de la piel y cómo nos sienta la ropa, puede tener un impacto devastador en la salud mental y la autoestima. Esta condición, exacerbada por los estándares de belleza poco realistas y la constante comparación en las redes sociales, afecta también la confianza y la disposición para buscar pareja.



¿Me sentará bien esta prenda? ¿De dónde han salido tantas canas?

Foto de Oleg Sergeichik en Unsplash
Foto de Oleg Sergeichik en Unsplash
Pensamientos como "¿Por qué me veo tan hinchad@?" "¿Y este michelín de dónde ha salido?" "Pero si este pantalón me sentaba bien hasta hace dos días..." "así no le vas a gustar a nadie...". "Me doy asco a mí mism@, no me siento a gusto con mi cuerpo". Se trata de la disforia corporal.

Aunque la gente de nuestro entorno, amigos y seres queridos nos digan que nos vemos bien o que tenemos buen aspecto, la realidad que se percibe es muy diferente.

Foto de Gantas Vaičiulėnas en Unsplash
Foto de Gantas Vaičiulėnas en Unsplash
La disforia corporal es una condición psicológica que implica una profunda insatisfacción con aspectos específicos del cuerpo, como el peso, el cabello, la salud de la piel y cómo nos sienta la ropa. Esta insatisfacción puede afectar no solo la salud mental, sino también la búsqueda de pareja y la autoestima. El peso corporal es una de las áreas más comunes donde las personas experimentan disforia. En una sociedad que a menudo glorifica la delgadez y condena el aumento de peso, muchas personas se sienten presionadas a cumplir con ideales inalcanzables.

La obsesión con el peso puede llevar a trastornos de la conducta alimentaria como la anorexia, la bulimia y el trastorno por atracón, además de causar ansiedad, depresión y una baja autoestima. Esto también puede influir negativamente en la confianza de una persona al buscar pareja, puesto que la inseguridad sobre mostrar nuestro cuerpo a otra persona, sin barreras de ropa de por medio, nos puede llevar a evitar situaciones sociales y citas, dificultando la formación de nuevas relaciones por temor a ser juzgados o a que se rían de nosotros.

Foto de Ashley Piszek en Unsplash
Foto de Ashley Piszek en Unsplash

Redes sociales, Influencers y nuestro entorno

En la era digital, las redes sociales han transformado nuestra percepción de la belleza y el cuerpo ideal. Los influencers, con sus imágenes cuidadosamente diseñadas y editadas, crean un estándar de perfección que es a menudo inalcanzable para la mayoría.

  • Imágenes poco realistas: La exposición a imágenes idealizadas y filtradas en las redes sociales puede distorsionar nuestras expectativas sobre el peso, el cabello y la salud de la piel. Estas imágenes no reflejan la realidad y crean un estándar inalcanzable que fomenta la insatisfacción corporal.
  • Cultura de comparación: La comparación constante con influencers puede intensificar la disforia relacionada con el peso y la apariencia general. La presión por cumplir con estos estándares irrealistas puede agravar los sentimientos de insuficiencia y disconformidad corporal.
  • Validación externa: La búsqueda de aprobación y validación a través de "me gusta" y comentarios puede profundizar la disforia. Cuando esa validación no se obtiene, puede llevar a una disminución de la autoestima y un aumento de la insatisfacción con la propia apariencia.
​Pero no solo influyen en nosotros los estímulos de las redes sociales o los influencers, también la comparación con personas de nuestro entorno cercano juega un papel crucial en el desarrollo de la disforia corporal. Los comentarios de grupos de amigos, compañeros de trabajo, familia, etc, sobre el peso, el cabello, la piel y cómo nos sienta la ropa pueden influir significativamente en nuestra autoimagen. Estos comentarios pueden ser también factores desencadenantes.

Es inevitable compararse con amigos que nosotros pensamos que se ajustan mejor a los ideales de belleza convencionales. Si alguien en nuestro entorno es percibido como más atractivo según los estándares sociales, puede generar una comparación negativa y exagerar esta condición.

Foto de Taylor Smith en Unsplash
Foto de Taylor Smith en Unsplash

Baja autoestima

La baja autoestima está relacionada estrechamente con este malestar. La constante insatisfacción con aspectos específicos del cuerpo puede erosionar la confianza en uno mismo y perpetuar un ciclo de autocrítica. Las personas pueden sentirse atrapadas en un ciclo de auto-desprecio y desesperanza, de ansiedad y depresión.

La baja autoestima puede llevar no solo a la depresión, sino también a la ansiedad, así como a comportamientos autodestructivos. La percepción negativa de uno mismo puede afectar todas las áreas de la vida, desde el trabajo hasta las relaciones personales.

Foto de Priscilla Du Preez 🇨🇦 en Unsplash
Foto de Priscilla Du Preez 🇨🇦 en Unsplash

Estrategias para Manejar la Disforia Corporal

  • Terapia Psicológica: La terapia cognitivo-conductual (TCC) es efectiva para abordar la disforia corporal, ayudando a las personas a desafiar y cambiar sus pensamientos negativos sobre su apariencia.
  • Fomento de la Autoaceptación: Practicar la autoaceptación y la positividad corporal, reconociendo y valorando la diversidad de formas y tamaños corporales, puede mejorar la autoimagen.
  • Apoyo Social: El apoyo de amigos, familiares y grupos de apoyo puede ser vital para ayudar a manejarlo. Compartir experiencias y recibir comprensión y apoyo puede aliviar la carga emocional.
  • Cuidado Personal: Adoptar prácticas de cuidado personal, como el ejercicio regular, una dieta equilibrada y técnicas de relajación, puede mejorar el bienestar físico y emocional.
  • Educación y Conciencia: Aumentar la conciencia sobre los efectos negativos de los estándares de belleza poco realistas y promover la diversidad corporal puede ayudar a reducir la presión social.

Reconocer las influencias externas y trabajar en estrategias para fomentar una autoimagen positiva y saludable es crucial para mitigar los efectos de la disforia corporal.

La autoaceptación y la lucha contra los estándares de belleza poco realistas pueden marcar una gran diferencia en el bienestar emocional de las personas. Integrar estos enfoques puede ayudar a crear una sociedad más comprensiva y menos influenciada por percepciones distorsionadas de la belleza.




              



Artículo leído 321 veces


Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >








Artículos

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets



Libros para descarga