cglobal

Decir "NO" sin acritud



Luis Arribas Mercado

13/12/2021

Estoy escribiendo esta reflexión cerca ya de la Navidad, unas fechas que, independientemente de las creencias de cada cual, parecen adecuadas para las reuniones familiares y las comidas de empresa, sobre todo porque en ellas se está dispuesto a no discutir y a olvidar por unos días las diferencias o discrepancias que hay en toda familia o toda empresa que se precie.



Pixabay sweetlouise
Pixabay sweetlouise
Al menos eso era antes, porque en la actualidad, en lo relativo a la familia, con tantos divorcios y nuevos matrimonios, hay verdaderas batallas para contentar a todo el mundo acerca de dónde y con quién cenar en Nochebuena, dónde y con quién almorzar en el día de Navidad...
 
La verdad es que los compromisos sociales tienen el inconveniente de que son como un círculo que se va estrechando y, al final, te ves obligado a contar algunas mentirijillas para poder escaparte y así poder pasar la tarde en casita o haciendo algo que te apetezca, como por ejemplo irte de viaje una semanita...
 
Y es entonces cuando uno se pregunta si es que vamos a tener que seguir siendo esclavos de los convencionalismos sociales. Uno es sociable, adaptativo, nada conflictivo… pero también he aprendido que de nada sirve todo eso cuando el círculo se cierra tanto que interfiere en tu metro cuadrado de privacidad.
 
Aprender a decir NO es bastante difícil. Parece que diciendo NO hemos dejado de querer a esa persona, hemos dejado pasar la oportunidad de nuestra vida, hemos sido unos maleducados… Y, sin embargo, decir NO puede ser muy saludable, puede aumentar tu autoestima, puede hacer que seas percibido como alguien con criterio al que no se le puede llevar fácilmente «al huerto».
 
Recuerdo una anécdota que viví hace unos cuantos años y que, quizás, tenga que ver con lo que estoy hablando: Yo tenía la costumbre de desayunar cada mañana antes de entrar a trabajar en un bar cercano a la oficina. Un día entró en el bar un tipo mal encarado, muy alto y fuerte, que vivía en unas chabolas cercanas. El hombre se colocó a mi lado en la barra del bar y, sin mediar palabra, me espetó de forma intimidatoria: “Tú me vas a invitar a desayunar hoy”. Yo me volví a mirarle y tranquilamente le dije: “No”. Él entonces esbozó una ligera sonrisa y volviéndose al camarero de la barra le dijo: “entonces me invitas tú”, a lo que el camarero, con cara de susto, accedió sin pensarlo dos veces. Probablemente, ese individuo desayunaba gratis todos los días… Cuando salí del bar traté de averiguar qué me impulso a negarle la invitación a un sujeto que podía haberme partido la cara, pero no encontré la respuesta, tan solo recuerdo que me sentí muy bien…
 
Volviendo a las reuniones familiares, reunirse en Navidad es mejor que no reunirse o hacerlo en situaciones dramáticas. Los seres humanos somos gregarios por naturaleza y la familia es un foco de encuentro necesario para saber de dónde venimos, por mucho que haya gente que se pregunte más de una vez que “cómo es posible que haya nacido yo aquí, entre estas personas con las que no tengo nada en común…”.
 
En todas las culturas, la familia es la base donde se asientan las sociedades, donde empiezan a construirse los pueblos, las ciudades y los países, por tanto, es un elemento que hay que cuidar so pena de ver cómo, poco a poco, esa sociedad desaparece.
 
Los gobiernos que no practican el noble arte de cuidar la institución familiar están condenados al fracaso, porque la familia es el sostén del Estado, no las grandes corporaciones, y a la historia me remito. Uno puede renunciar a muchas cosas para sobrevivir pero a la familia que no nos la toquen, porque por la supervivencia de la familia somos capaces de organizar una revolución, dicen quienes están al borde de ella, como está sucediendo en estos momentos en muchos hogares españoles, donde las “colas del hambre” son desgraciadamente algo habitual.
 
Hay que aprender a decir NO, sobre todo dirigido a quienes han antepuesto los beneficios propios a los de la comunidad, a quienes dan prioridad a seguir engordando el bolsillo de los especuladores a costa del hambre de miles de personas, a quienes no les importa nada la educación de los hijos o que la sanidad sea un sueño para muchos millones de personas en el mundo.
 
Decir NO y decir BASTA es un deber y un derecho que no tenemos que dejar en manos de otros. No consiste solo en protestar en reuniones de vecinos o de amigos de lo mal que está el mundo, es necesario que aprendamos que nadie nos va a sacar del agujero en el que nos hayamos, o nos hayan metido, por no atrevernos a decir NO.




              



Artículo leído 200 veces


Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 17 de Enero 2022 - 14:28 La “Masa Crítica” como superpotencia

Lunes, 17 de Enero 2022 - 14:21 Desvelando los pensamientos de Rumi - II









Artículos

La “Masa Crítica” como superpotencia

17/01/2022 - Luis Arribas Mercado

Desvelando los pensamientos de Rumi - II

17/01/2022 - Redacción de Conciencia Global

Vivir en la incertidumbre

09/01/2022 - Redacción Conciencia Global (con Violeta Isasi)

Abuelos

01/01/2022 - Luis Arribas Mercado

Lo que sucede... conviene

30/12/2021 - Maria Pinar Merino Martin

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets
Conciencia Global : La “Masa Crítica” como superpotencia Con frecuencia llegan a la redacción de esta revista preguntas interesándose p… https://t.co/pGh0FKL3nA
Lunes, 17 de Enero - 14:32
Conciencia Global : Reflexiones de un viajero de las estrellas Todo cuanto existe en el Universo se mueve entre dos conceptos contrapue… https://t.co/dZEg6zhuSX
Lunes, 10 de Enero - 12:02
Conciencia Global : Vivir en la incertidumbre En los últimos años habíamos vivido tormentas solares de una potencia extrema, huracanes… https://t.co/TH3nzLN9wo
Domingo, 9 de Enero - 14:02



Libros para descarga