cglobal

¡Despierta!



Isabel Alfaro

28/01/2021

Mucho se ha escrito desde que Bruce Lipton publicó su libro: “La Biología de la Creencia” sobre el efecto de los pensamientos, las emociones y las creencias en la evolución biológica del ser humano. Este biólogo rescataba un término importante en nuestros días: la epigenética para explicar que nuestro ADN no determina nuestro comportamiento celular, sino que son las proteínas -en función del entorno y de la interpretación que la persona hace de la realidad- las que afectan a nuestras células.



Imagen de Thanks for your Like • donations welcome en Pixabay
Imagen de Thanks for your Like • donations welcome en Pixabay
Así pues, lo que pensamos acerca de lo que nos pasa es fundamental. La interpretación que nuestra mente hace de cada cosa que vivimos, la forma en que reaccionamos ante lo que sucede en nuestro entorno, las creencias que hemos ido almacenando en nuestra psique fruto de experiencias anteriores que se conservan en nuestra memoria y a veces en nuestro inconsciente, nos hacen tener determinados posicionamientos, actitudes y comportamientos que terminan finalmente afectando a nuestra salud.
 
Igualmente, las investigaciones han demostrado que en un ambiente tóxico las células enferman y mueren. Así pues, es conveniente cuidar el ambiente que nos rodea, ver si es saludable o no, si mantenemos el contacto con la naturaleza, si tomamos el sol, si la alimentación es la adecuada, si descansamos, si evitamos los ambientes insanos en cualquier aspecto, etc.
 
Eso nos lleva a prestar atención tanto a nuestro interior (lo que pensamos, creemos y sentimos), como a nuestro exterior (el entorno donde vivimos y todas las influencias que nos rodean).

Photo by Ana Tavares on Unsplash
Photo by Ana Tavares on Unsplash

Pensamientos para la reflexión

Somos las únicas criaturas en la superficie de la Tierra capaces de transformar nuestra biología mediante lo que pensamos y sentimos.

Tus células están constantemente observando tus pensamientos y siendo modificadas por ellos.

Un ataque de depresión arrasa tu sistema inmunológico. Sin embargo, serenarte, mantener la calma, emitir confianza, generar amor y cualquier emoción o pensamiento positivo lo fortifica tremendamente.

La alegría, la coherencia y la actividad armoniosa te mantienen saludable y prolongan tu vida.

El recuerdo de una situación negativa o triste libera en ti las mismas hormonas y sustancias biológicas destructivas que el estrés.

Tus células están constantemente procesando todas tus experiencias y metabolizándolas de acuerdo con tus puntos de vista.

En tu cuerpo, la producción de neurotransmisores se altera, el nivel de hormonas varía, tu ciclo del sueño es interrumpido, la superficie externa de tus células se torna más viscosa y más propensa a formar grumos y hasta tus lágrimas contienen trazas químicas diferentes al de las lágrimas de alegría.

Todo este perfil bioquímico será drásticamente modificado cuando te sientes tranquilo, y hasta tu proceso de envejecimiento se neutralizará y ralentizará cada día.

Shakespeare no estaba siendo metafórico cuando a través de su personaje Próspero, dijo: “Nosotros estamos hechos de la misma materia que los sueños”.

¿Quieres saber cómo está tu cuerpo hoy? Entonces recuerda lo que pensaste y sentiste ayer.

¿Quieres saber cómo estará tu cuerpo mañana? Observa tus pensamientos y emociones hoy.

Al abrir tu corazón y tu mente evitarás que algún cirujano lo haga por ti.

La medicina está en ti y tú no la usas. La enfermedad viene de ti mismo y no te das cuenta.

Recuerda, no somos lo que creemos ser, sino lo que pensamos y sentimos sin saberlo.

¡Despierta!
 

Isabel Alfaro – Hatun Wasi Urubamba
Fuente: Arturo Betancur Arango




              



Artículo leído 396 veces


Comenta este artículo

1.Publicado por Ysabel De Zela Noriega el 30/01/2021 23:23
Es al darnos cuenta que nuestros pensamientos y emociones moldean nuestra realidad, que podemos escoger y crear la realidad que verdaderamente deseamos disfrutar. Despertemos para Crear!!

2.Publicado por Maria Pinar Merino Martin el 31/01/2021 17:30
Gracias Isabel por tu colaboración. En estos momentos más que nunca hace falta ese compromiso de consciencia para poder diseñar ese mundo mejor que todos deseamos.

Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Sábado, 20 de Febrero 2021 - 11:18 ¿En qué enfocas tu atención?

Sábado, 20 de Febrero 2021 - 11:14 El corazón tiene todas las respuestas









Artículos

¿En qué enfocas tu atención?

20/02/2021 - Jesús Moreno Ramos

El corazón tiene todas las respuestas

20/02/2021 - Luis Arribas Mercado

La culpa es del empedrado

13/02/2021 - Luis Arribas Mercado

Bienestar y malestar

05/02/2021 - Eugenio Azurmendi (Caminante del Corazón)

¡Despierta!

28/01/2021 - Isabel Alfaro

¡Me aburro!

28/01/2021 - Luis Arribas Mercado

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets



Libros para descarga