cglobal

Está bien, está bien



Chary Sánchez Carbonell - Amanecer Luminoso

19/09/2019

Desde la antigüedad, las tradiciones espirituales nos han legado un gran tesoro de sabiduría a través de los cuentos.
Los grandes maestros han trasmitido importantes enseñanzas a sus discípulos relatando cuentos con el fin de despertar la sensibilidad del corazón.
¿Quién puede resistirse a un cuento? El relato relaja el cuerpo, el simple hecho de escuchar la palabra “cuento” nos predispone a un estado de apertura y atención, nos conecta con nuestros años más felices y alegres y esto facilita la receptividad mental necesaria para la comprensión del mensaje y la obtención de sabiduría.



Photo by Aziz Acharki on Unsplash
Photo by Aziz Acharki on Unsplash
El discípulo no entendía a su maestro. ¿Por qué cada vez que tenía una contrariedad o le sobre venía una situación adversa el mentor le decía <<está bien, está bien>>? Llegó a preguntarse si es que al maestro jamás le sucedía nada desagradable o si era tan afortunado que nunca tenía adversidades o vicisitudes que enfrentar. Intrigado, le preguntó al mentor:
  • Pero ¿nunca te acontecen situaciones que no puedes resolver? No entiendo por qué siempre dices << está bien, está bien>> cuando se te pone al corriente de alguna contrariedad o vicisitud.
El maestro sonrió y dijo:
  • Sí, todo está bien, todo está bien.
  • Pero ¿por qué? - preguntó escéptico e incluso un poco irritado el discípulo.
Y el maestro explicó:
  • Porque cuando no puedo solucionar una situación en el exterior, la resuelvo en mi mente cambiando de actitud. Ningún ser humano puede controlar todas las circunstancias o situaciones externas, pero sí puede aprender a controlar su actitud ante las mismas.
  • Por eso para mí, todo está bien, todo está bien.

COMENTARIO

Lo que para unos es una tragedia, para otros es un problema sin importancia, todo depende del enfoque con que se mire y no es que sea insensibilidad, sino, todo lo contrario, es comprensión y madurez. Simplemente es ver las cosas tal y como son, sin interpretaciones personales. Todo fluye y nada permanece. El que comprende esto, permanece tranquilo, es el propio fluir de la vida. Espera, sé paciente, no te debatas contra circunstancias inevitables, ahorra tu fuerza y no desperdicies tus energías enfrentándote al muro y golpeándote con él.
 
Todo en la vida es un aprendizaje, hasta en las situaciones más límites y caóticas y yo diría más, son éstas unos grandes activadores de consciencia, las que nos ayudan a madurar y a crecer. Ahora estás genial y al cabo de un rato, estás fatal. Te levantas con “buen pie” y a medida que pasa el día no paras de tener un conflicto con otro, en la oficina, con tu pareja o tus hijos o el vecinito de turno, aparecen situaciones inesperadas que nos pueden hacer tambalear... Si nos dejamos llevar por esas situaciones de zozobra e intranquilidad, sufrimos.
 
No se pueden controlar las circunstancias. Pero se puede cambiar el enfoque, el punto de vista, la actitud ante las mismas. Apela a tu actitud y mantén la mente atenta y serena…incluso tal vez logres un día dar un paso más allá y decir: <<Está bien, está bien>> 




              



Artículo leído 211 veces


Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 9 de Enero 2020 - 12:11 Cuento alegórico









Artículos

Cuento alegórico

09/01/2020 - María Victoria Fonseca

Poema de Concepción Sánchez Valdenebro: Requiem por un alma libre

29/10/2019 - Concepción Sánchez Valdenebro

Está bien, está bien

19/09/2019 - Chary Sánchez Carbonell - Amanecer Luminoso

La promesa de arena

17/07/2019 - César Rufino

La sabiduría de los cuentos

08/05/2019 - Chary Sánchez Carbonell - Amanecer Luminoso

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets



Libros para descarga