cglobal

Tú puedes ser el cambio que necesita el mundo



Pilar Valladolid

12/06/2023

Estamos en un momento lleno de inestabilidad y cambios importantes. Todo pasa muy aprisa. Las redes sociales nos invaden de una información que nos abruma, los teléfonos móviles nos ayudan a conectarnos mejor, pero cada vez nos quitan más tiempo de vida personal.



Foto de OCG Saving The Ocean en Unsplash
Foto de OCG Saving The Ocean en Unsplash

Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo. 
E. Galeano

Ante esta situación, algunas personas han atravesado la frontera que separa una situación de quietud, que espera que pase la tormenta con la esperanza de que todo sea solucionado por quiénes, en teoría, tienen la capacidad y el poder para hacerlo; por un compromiso personal de acción y de implicarse y de evolucionar haciendo algo y formando parte de la solución en lugar de ser parte del problema, desde la certeza absoluta, de que siempre habrá problemas, pero también siempre podremos ofrecer soluciones a los mismos.
 
Nos enfrentamos a miedos, a resistencias personales y sociales, a la incertidumbre ante lo desconocido. Pero para muchos, no ha habido elección. Cuando la vida confronta nuestra estabilidad e inmovilismo con circunstancias difíciles de asimilar, desplegamos una serie de recursos personales dormidos que tienen que ver con el instinto de supervivencia del ser humano.
 
Empezamos a explorar mundos internos que desconocíamos, y comenzamos a ver nuevas perspectivas y horizontes que nos amplían nuestra forma de ver, de vivir y de sentir.
 
Tenemos capacidad de elección y somos dueños de nuestra vida y de nuestras decisiones. Podemos anticiparnos tomando en consideración todos nuestros recursos y habilidades personales para ajustar nuestra existencia en la forma más favorable para nosotros mismos.
 
Pero esto requiere de responsabilidad, y parte de esta responsabilidad es tomar acciones distintas que nos permitan abrir nuevas posibilidades ante nosotros.
 
Tenemos la tendencia a pensar que no podemos, a sentirnos insignificantes en un mundo globalizado donde parece que cualquier decisión externa tomada por otros tiene mucho más impacto del que nosotros podamos aportar para el cambio.
 
Lo cierto es que esto no es verdad. Si atendemos a la experiencia acumulada de la historia de la humanidad, podemos constatar que las grandes crisis fueran resueltas por personas con ideas innovadoras, seguidas por otras que, a su vez, inspiraban a muchas más.
 
Por ello, nuestra aportación individual a la comunidad es esencial para el desarrollo de nuestra sociedad. No podemos permanecer inmóviles esperando que las cosas cambien. Debemos involucrarnos en hacer todo lo que esté en nuestras manos para aportar nuestro granito de arena a la construcción de algo nuevo, de una sociedad mejor.
 
Nada de nuestro mundo exterior cambia si nosotros no cambiamos interiormente. Si quiero que algo cambie en mi vida, en mi entorno, en mi país, en la sociedad en la que vivo, primero he de estar dispuesto a procurar mi propio cambio.
 
Lo primero es cuestionar todas aquellos pensamientos, creencias y valores personales que me acompañan hoy para determinar si son todavía válidos para mí. La propia naturaleza de la mente humana está diseñada para el aprendizaje constante, pero tiene la "deficiencia" de registrar en nuestro inconsciente ciertas "verdades" que si no son revisadas, permanecen constantemente aferradas a la manera de observar y entender el mundo.
 
Todo este cambio, incertidumbre, inseguridad y caos que observamos fuera no es más que un reflejo de lo que pensamos que somos en nuestro interior. De ahí la necesidad de parar, reflexionar, cuestionar y tomar medidas de aprendizaje que nos hagan ser más honestos con nosotros mismos.
 
Afortunadamente, existen hoy en día cientos de prácticas y profesionales que nos ayudan a mejorar y a evolucionar. Hay formaciones que nos ayudan a entender mejor nuestras relaciones personales y laborales, a perfeccionar nuestra comunicación para que sea más armoniosa y efectiva. Prácticas que nos ayudan a alinearnos con nuestros valores y deseos más profundos. Técnicas para reforzar nuestra propia autoestima. Métodos efectivos para favorecer la sinergia de la comunidad, el establecimiento de un liderazgo horizontal en dónde todos aportamos y lo que cada uno aporta es importante para nuestro crecimiento.
 
El desarrollo humano, por las circunstancias específicas de renovación que vive nuestra sociedad, se ha convertido en la clave del éxito para mejorar la condición humana. Los desafíos y retos a los que nos enfrentamos ya no son posible resolverlos solamente desde una perspectiva egocéntrica y puramente intelectual. Están entrando en juego aspectos de nuestra existencia que no eran aceptados socialmente hasta hora como las emociones, los sueños o la espiritualidad.
 
En tiempos de cambio, es tiempo de evolución. Y disponemos, ahora más que nunca, de los recursos necesarios para ponernos a ello.
 
Ahora tenemos más conocimiento interior y más ganas de mejorar, pero sabemos que no basta con querer, hay que saber el camino y en ocasiones necesitamos de un guía que nos señale el camino, para comenzar a vivir la experiencia de ser realmente FELICES.
 
Desde el Proyecto Social Desarrollo Humano, contribuimos con la sociedad, promoviendo, sensibilizando y divulgando el desarrollo personal&profesional, para facilitar el conocimiento, la toma de la conciencia y la acción, como base transformadora de la evolución del ser humano y entendemos que el DESARROLLO más IMPORTANTE, empieza por UNO MISMO.
 
En este momento histórico, la sociedad actual requiere de EMPREDEDORES SOCIALES, personas que desean emprender un proyecto profesional, que quieran cubrir una necesidad concreta y tengan el propósito de mejorar el mundo.
 
Si has decidido trabajar por cuenta propia.
Si tienes una idea y necesitas ayuda para darle forma y valor.
Si tienes un proyecto y no sabes cómo sacarlo adelante.
Si necesitas mejorar tu marca para tener mejores resultados.
Si quieres que tu proyecto influya e impacte en las personas.
Si eres una persona con valores humanos, y tienes un proyecto de vida, no dudes en escribirnos, porque un puedes ser un gran EMPRENDEDOR SOCIAL. En este link encontrarás más información https://europacampus.com/emprendedores/
Lo haremos con un GRUPO REDUCIDO y muy personalizado, para que cale hondo y puedas lanzar tu proyecto al mundo.
Si te interesa el tema, ponte en contacto con nosotros. info@desarrollohumanoonline.es




              



Artículo leído 326 veces









Artículos

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets



Libros para descarga