cglobal

La estrella de cinco puntas



Caminantes del Corazón

08/07/2022

Y siguió caminando… Venía cansado de un largo viaje, pero al ver aquella estrella en el cielo, le invadió una extraña sensación.
Un hilo de luz se hizo visible, sentía que estaba conectado con su corazón.
Últimamente no tenía momentos muy gratificantes. Su vida se asemejaba a un puzle cuyas piezas no terminaban de encajar, así que decidió parar y disfrutar del momento.



Foto de Mike Kilcoyne en Unsplash
Foto de Mike Kilcoyne en Unsplash
No podía apartar la vista, le recordaba a una de esas estrellas de cinco puntas que dibujaba con su padre siendo niño. Su rostro esbozó una tímida sonrisa.
La estrella se acercaba cada vez más, hasta que pudo distinguir que realmente eran cinco puntos de luz. ¡No podía creerlo! Se frotó los ojos para asegurarse que no estaba dormido y cuando volvió a abrirlos vio cinco pequeños seres de lo más raro sentados a su alrededor.
 
  • ¡Hola! –le dijo una pequeña hada- ¿nos has llamado?
 
Todo le parecía un poco extraño, él no había llamado a nadie. Pero decidió seguirles el juego:
 
  • Bueno, estaba cansado y aburrido, porque por mucho que ando no llego a ningún sitio.
 
  • Sí, eso parecía desde arriba. Estamos aquí para ayudarte. Hay miles de estrellas en el firmamento esperando tu llamada.
 
Él, que no entendía cómo podían ayudarle un hada, una jirafa de juguete, un águila, una luciérnaga y un copo de nieve, pensó que no perdía nada escuchándolos y así aprovechaba para descansar un rato.
 
  • Cada uno de nosotros te va a dejar un pequeño presente. Depende de ti si lo utilizas o no – le dijo el hada.
 
  • Te voy a contar mi historia: “En este bosque, hace muchísimos años habitaban unos duendes revoltosos que se divertían haciendo trastadas a los caminantes para confundirles, haciéndoles dudar del camino que tenían que transitar. Los caminantes se quejaron al Hada Mayor que por aquel entonces reinaba sobre todos los habitantes del bosque y ella me nombró encargada de controlarlos y evitar que se despistaran y se salieran del camino generándoles confianza en sí mismos. Desde entonces me llaman ARMONIZADORA DE LOS DUENDES y te entrego CONFIANZA Y SERENIDAD”.
 
  • Mi nombre es OBSERVADORA DE LA VIDA –intervino la jirafa.
Yo era la mejor amiga de una niñita que tenía que trasladarse siempre de lugar, debido al trabajo de su padre.
Cada vez que llegaba a un nuevo destino, le costaba volver a empezar, conocer a nueva gente. Pero ahí estaba yo para escucharla y entenderla. Con ella bailaba, daba volteretas…
Marina era muy observadora y con una gran CAPACIDAD DE ESCUCHA Y EMPATÍA, y ese será mi regalo.
 
El águila entonces alzó el vuelo y desde ahí comenzó su relato:
 
  • ¿Has visto mis alas? Son como tus manos ¿lo ves? Son manos mágicas que ayudan a los más débiles, manos que acarician a los que sufren, manos que dan de comer y de beber, manos que acunan a bebés, manos que sostienen al morir.
Por eso mi nombre es ÁGUILA DE PROTECCIÓN y te regalo la CAPACIDAD DE SERVICIO Y EL APOYO AL OTRO.
 
No salía de su asombro, hadas que controlaban duendes, jirafas con empatía, águilas que volaban mientras protegían a la gente con sus alas. Volvió a frotarse los ojos…. Era un sueño seguro.
 
Pero no, ahí seguían y todavía faltaban dos relatos.
 
La luciérnaga empezó a revolotear alrededor del círculo y empezó a contar su historia.
 
  • Yo soy LUCIÉRNAGA DEL AMOR y cuando era pequeña vivían en un pequeño rincón del bosque. Para poder ver a mis amigos tenía que volar hasta el lugar donde habíamos quedado y lo hacía con ilusión. Pero mi objetivo era llegar hasta el lago, que era donde estaba la mayor colonia de luciérnagas y así buscar un nuevo futuro. Volé hasta el lago con miedo, pero aprendí que el miedo se vence con esfuerzo.
Por eso mi regalo será la FUERZA DE VOLUNTAD Y LA PERSEVERANCIA.
 
El copo de nieve dio un paso adelante y procedió a narrar su experiencia.
 
  • Desde que nací me gustaba observar, mirar más allá para entender cómo funcionaban las cosas. Un día de tanto dar vueltas, empecé a girar levemente sobre mí mismo. Enseguida quise ir más allá y comencé a desplazarme hacia abajo. Al tocar el manto de nieve seguí girando y girando como un pequeño taladro, hasta que me topé con una semilla que yacía dormida sobre el suelo. Desde entonces el resto de los copos me llaman RESCATADOR DE LO ESENCIAL. Y yo te ofrezco mi CURIOSIDAD Y CAPACIDAD DE ACCION.
 
Entonces, él miró hacia el cielo preguntándose cuántas de esas estrellas serían como la suya y cuántas capacidades albergarían entre todas.
 
Cerró los ojos intentando integrar todo lo que estaba pasando. Fue solo un momento, pero al abrirlos ya había amanecido. Y entendió que todo había sido un sueño que le había llenado de energía.
 
Antes de continuar con su viaje, abrió su mochila para desayunar algo y cuál fue su sorpresa cuando en su interior descubrió una pequeña estrella de cinco puntas.




              



Artículo leído 250 veces


Nuevo comentario:

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Revista Conciencia Global se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Revista Conciencia Global no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Revista Conciencia Global podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 28 de Junio 2024 - 19:27 Un rayo de purpurina

Domingo, 26 de Mayo 2024 - 20:51 Cuento de la Posada del Palacio de los Inicios









Artículos

Un rayo de purpurina

28/06/2024 - Caminantes del Corazón: Pura Ilusión, Serenidad, Caminante de Luz, Paciencia Liberadora

Cuento de la Posada del Palacio de los Inicios

26/05/2024 - Caminantes del Corazón

La sabiduría de los cuentos: El rey y el cuadro

27/10/2023 - Chary Sánchez Carbonell

El resplandor que quiso aprender

18/03/2023 - Forjador de conocimientos (Caminante del Corazón)

El tesoro de la pequeña flor

23/09/2022 - Gloria Lanzo Cobos

La estrella de cinco puntas

08/07/2022 - Caminantes del Corazón

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets



Libros para descarga