cglobal

VII Congreso Proyectos y Utopías para un Mundo Mejor

Hay caminos y claves que conducen a un éxito saludable



María del Pinar Merino. Revista Conciencia Global

Martes, 4 de Julio 2017 Visitas 59 |


Los días 13 y 14 de Abril de 2013 tuvo lugar en Vitoria-Gasteiz el  congreso anual de la Fundación Valores. En esta ocasión estuvo apoyado por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y como siempre por la Iniciativa de la Carta de la Tierra.
 
Pepa Carrillo, presidenta de la Fundación Valores fue la encargada de abrir el congreso y conducir el evento que a lo largo del sábado y el domingo reunió a un grupo de profesionales de la economía, el medio ambiente y el ámbito social, cubriendo los tres pilares del Desarrollo Sostenible.
 
El encargado de inaugurar el Congreso fue José Ángel Cuerda, exalcalde de la ciudad. Su veteranía y experiencia en la vida política y social facilitó una reflexión profunda y coherente sobre la crisis que estamos sufriendo, una crisis que calificó de crisis global, no sólo financiera o económica, sino fundamentalmente una crisis de valores. Y él, desde su bagaje de experiencias y su edad nos habló de la necesidad de encontrar una respuesta política que nos permita diseñar unas nuevas formas de gobierno porque las actuales no son capaces de resolver los problemas que surgen. Y también una respuesta ciudadana que nos ayude a crear una sociedad multicultural, con personas educadas que aprenden a relacionarse buscando el bien común. Una sociedad más consciente del cuidado de las personas y del medio ambiente.
 
A continuación, Paco Álvarez Molina, economista y analista financiero, presentó su conferencia “Los cromosomas del modelo económico vigente, sus defectos y la necesidad de cambio”. Paco empezó teniendo un emotivo recuerdo para José Luis San Pedro que demostró que la economía no estaba reñida con la humanidad.
 
Y después nos invitó a dar un “paseo” por las distintas instituciones y organizaciones mundiales que apoyan el actual modelo económico y financiero. “Un modelo que está basado en el crecimiento infinito, en el dinero por el dinero, en el dominio y la interferencia de la economía en todos los campos, sobre todo en la educación. Un modelo que está marcado por el reparto injusto de los bienes y servicios, que ha generado corrupción e irresponsabilidad, inversiones no productivas que sólo sirven para hacer más ricos a algunos y no generan riqueza para todos.
 
La Economía debe perseguir un desarrollo viable, el Medio Ambiente un desarrollo vivible y la Sociedad un desarrollo justo… esas son las tres claves fundamentales para un desarrollo sostenible.
 
Es momento para pensar, reflexionar, actuar. Es momento para evitar el “no pienso, luego existo”. Es momento de hablar en nuestro entorno próximo, de buscar alianzas y ponernos a actuar. Es el momento de ser consumidores responsables.
 
Paco se despidió con un proverbio chino: “Si quieres comer un año siembra semillas, si quieres comer 15 años planta árboles, si quieres comer toda la vida: EDUCA”.
 
Y con un proverbio africano: “Gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, está cambiando el mundo”.
 
Sostenibilidad ecosocial
  
María Novo, catedrática de UNESCO en Educación Ambiental y Desarrollo Sostenible de la Uned presentó “De la sostenibilidad ecosocial a la sostenibilidad personal. El concepto del éxito”.
 
Hay caminos y claves que conducen a un éxito saludable:
 
1º. Hay que tener claros los objetivos que pretendemos y después identificar nuestras capacidades y recursos.
2º. Aprender a priorizar y a esperar, las prisas no son buenas, la paciencia debe presidir todos los procesos.
3º. Conciliar el éxito con la felicidad y esforzarse en lugar de ser una persona de éxito en ser una persona valiosa.
4º. Crear un pacto social y generacional creando alternativas. La experiencia de los mayores debe servir como substrato a las semillas que generan los jóvenes.
5º. Tomar conciencia de que somos una especie exitosa, que sabe aprender de la naturaleza.
 
La biomimesis (Biomímesis (de bio, vida y mimesis, imitar), también conocida como biomimética o biomimetismo, es la ciencia que estudia a la naturaleza como fuente de inspiración, nuevas tecnologías innovadoras para resolver aquellos problemas humanos que la naturaleza ha resuelto, mediante los modelos de sistemas (mecánica), procesos (química) y elementos que imitan o se inspiran en ella). Es decir, aprender a copiar y reproducir los procesos de la naturaleza.
 
En medio de la incertidumbre que reina hoy día hay que evitar el miedo y usar la imaginación, tenemos que ver lo que todos ven pero pensar lo que nadie había pensado. Conectar mente-cuerpo-intelecto-intuición… de esta forma las potencialidades se activan, se genera acción y el efecto mariposa de la civilización: un cambio pequeño provoca un gran cambio, pequeñas rebeldías se pueden multiplicar y comenzar a expandirse. Hay una frase que rescaté de los movimientos del 15M que decía: “El que no tenga sueños que se disponga a tener dueños”.
 
Hoy cambiar es posible si somos activos, el cambio está en nuestras manos. Somos el 99% del planeta, somos mayoría, los otros que no quieren el cambio son el 1%.
 
Generando alegría, siendo positivos, manteniendo la confianza y desde ahí ver el mundo y mantener, aunque es difícil en estos tiempos una actitud positiva, sacar una lección positiva de lo aparentemente negativo: “El granero se ha quemado, ahora puedo ver la luna”. Es el momento de confiar en lo improbable, en la magia… recordar aquel adagio: “Los dioses nos dan muchas sorpresas, lo esperado no se cumple y para lo inesperado un Dios abre la puerta”.
 
Es importante denunciar, vivimos momentos en los que la denuncia está presente constantemente, porque hay mucho por cambiar, muchas cosas que arreglar, pero no debemos quedarnos sólo en la denuncia, hemos de ANUNCIAR, proponiendo las alternativas que sean necesarias y para ello el primer paso es reconocer nuestras fortalezas, capacidades, recursos internos.
 
En estos tiempos el mayor riesgo es no correr riesgos, lo primordial es negarse a la asfixia constante y permanente a que nos somete el sistema.
 
Los pasos para alcanzar el éxito son:
 
  1. Pregúntate cuáles son tus capacidades
  1. Haz el esfuerzo necesario para generar el cambio y poder alcanzar tus objetivos
  2. Preguntarte: ¿Este trabajo va en la dirección de la vida?
 
Y a continuación se presentó una dinámica entre-actos a cargo de Carmela Pérez y Juan Miguel Cuenca, ambos poetas y trabajadores en el despertar de la Conciencia. Son propietarios de unas casas rurales (www.laderrubia.es) en las que se imparten talleres y seminarios sobre valores, sostenibilidad y ecología. Y donde intentan enseñar a cuantos se acercan a practicar una nueva filosofía de vida respetuosa con el saber popular y las tradiciones arraigadas en su zona, la comarca de la Manchuela.
 
Sus poemas, en esta oportunidad desgarradores, tocaron el tema de los desahucios y de los campamentos saharauis… La emoción con que ellos leyeron se transmitió como una ola que contagió a todos los presentes y muchas gargantas sintieron el nudo del dolor y la impotencia mientras los ojos se humedecían. Carmela y Juan Miguel, son seres valientes y comprometidos con la vida y con el proceso de cambio en el que está inmersa nuestra sociedad.

Christian Felber
Christian Felber
Regenerando Tierra, Alma y Sociedad
 
Jose Luis Escorihuela (Ulises) y Ana Digón presentaron su conferencia “Regenerando Tierra, Alma y Sociedad”. José Luis trabaja como educador en temas relacionados con la sostenibilidad social. Su proyecto Gaia Education pretende trabajar con ecoaldeas y ecoescuelas trenzando las dimensiones social, ecológica, económica, cultural y espiritual. Su objetivo es buscar una visión común facilitando grupos a través de la gestión y resolución de los conflictos y proporcionando espacios para que la persona descubra su poder, su capacidad de liderazgo a través de herramientas educativas y utilizando el arte como una potente herramienta de transformación social.
 
Ana Digón centró su ponencia en la agricultura ecológica haciéndonos reflexionar sobre nuestra relación con la Madre Tierra. A través de su asociación Tierra, Alma y Sociedad trabajan éstas tres áreas y citó una frase de Shatish Kumar: “Si quieres trabajar la Tierra trabaja tu cuerpo, empieza por ahí”.
 
En un puñado de tierra hay más seres vivos que sobre todo el planeta Tierra, hay interacción, cooperación, comida, sexo, muerte… Hay elementos vivos como los hongos que colaboran con las plantas para que sus raíces crezcan y profundicen en la tierra y de ésta forma puedan absorber su humedad. Lo natural es la conexión entre todos los seres vivos, como nos mostraba la película Avatar.
 
Tenemos en el planeta un grave problema de generación de CO2 y es urgente encontrar medidas para poder transformar ese carbono en vida, el humus es carbono estable. Un análisis del suelo nos dice cómo está nuestro terreno, cuánta vida hay en él. Con la cromatografía vemos qué substancias hay y nos damos cuenta de que es prioritario incrementar la materia orgánica del suelo, en estos momentos quizá sea el trabajo más importante que tenemos entre manos los seres humanos.  Hemos de mantener las hierbas del campo, los árboles, las praderas forman un sistema estable y productivo. Uno de los precursores de la agricultura ecológica decía: “Dejemos de cultivar cosas que quieren morir y de matar cosas que quieren vivir”.
 
Al regreso del almuerzo, una dinámica entre-actos a cargo de Carmela Pérez. En esta oportunidad representó un cuento que ella misma escribió hace algunos años y que reflejaba el problema de la tala indiscriminada que se hace en ocasiones de árboles centenarios, guardianes del conocimiento, representantes de la sabiduría. “La encina. Un cuento real de la abuela”.
 
Felber: el objetivo de la economía
 
La siguiente intervención despertaba –a priori- un gran interés. Christian Felber, creador y divulgador de su teoría La Economía del Bien Común”. Este profesor austriaco lleva varios años viajando por toda Europa defendiendo un nuevo modelo económico que cambie la competitividad por la cooperación y el afán de lucro desmesurado de las empresas e instituciones por el bien común. Invita a crear Campos de Energía, que son grupos de trabajo de personas y empresas que buscan la aplicación de esos nuevos modelos. La propuesta se presentó en Febrero de 2011 y hoy hay ya más de 30 grupos en España, tres de los cuales están en el País Vasco. La propuesta está abierta también para municipios y para ciudades.
 
“Así como Vitoria-Gasteiz ha sido durante 2013 la “green capital” europea, quizá el día de mañana pueda ser la “capital del bien común”.
Podríamos preguntarnos: ¿Cuál es el objetivo de la economía?
 
Y al reflexionar sobre ello nos encontramos con tres grandes contradicciones:
 
1ª. Contradicción: Si acudimos a las constituciones de los países podríamos leer: “El objetivo de la actividad económica es el bien común”, sin embargo, hoy aprendemos en las universidades y escuelas que el objetivo de la economía es el beneficio, el dinero. Ninguna  constitución menciona algo así, ninguna  habla de que el objetivo sea el capital o el dinero sino que ése es el medio de la actividad económica y el objetivo es el beneficio de las personas.
 
2ª- Contradicción: Los valores que propugna la economía actual van en contra del florecimiento de las relaciones humanas. Las reglas del juego son: afán de lucro y competitividad y eso genera egoísmo, abuso, dominio, corrupción, intolerancia, opresión, sumisión, envidia, etc. Hay que crear una economía enmarcada en dos nuevas coordenadas: cooperación y búsqueda del bien común y eso si que está en consonancia con las constituciones de los países democráticos.El 87% de los estudios nos hablan de que la cooperación incita al crecimiento y la motivación y se alcanzan objetivos económicos pero de una forma más humana.
 
3ª. Contradicción: ¿Cómo se mide el éxito económico? A nivel macro a través del PIB (Producto Interior Bruto), a nivel micro por medio del beneficio financiero. Pero eso es una tremenda perversión del sistema, el éxito de un proyecto hay que medirlo según los objetivos, no a través del medio (dinero). Por eso proponemos una herramienta que sea capaz de medir la satisfacción de las necesidades: el Balance del Bien Común.
 
Hay un pequeño país: Butan, que mide la Felicidad Nacional Bruta, y lo hace a través de 133 preguntas que realizan cada año a 6.000 hogares, preguntas de todo tipo para determinar el grado de bienestar, de felicidad, de satisfacción que gozan los ciudadanos.
 
¿Y como se puede ir hacia ese nuevo modelo económico?
 
El primer paso, en un municipio, por ejemplo, es que los ciudadanos pueden decidir cuáles son los 20 factores que marcan su calidad de vida, su derecho a la felicidad y al bien común.
Para la empresa se puede aplicar El Balance del Bien Común. Hay ya más de 300 empresas en Europa, 50 de ellas están en España, que ya lo están haciendo.
 
La estrategia del Bien Común es que los 20 elementos claves que se elijan se debatan en mini-asambleas democráticas y luego pasen a un nivel regional, nacional y finalmente europeo.
 
Deberíamos ir hacia una banca democrática, ética, a la limitación de los salarios de acuerdo a unos rangos pactados.
 
La expansión de la Economía del Bien Común es un hecho que abarca a las empresas tanto públicas como privadas, a las universidades, a los municipios y que confiamos en que se extienda rápidamente por toda Europa.”
 
Mikel Ferreras, músico instrumentalista y cantante polifacético, con su espacio musical: “Mensajes con Conciencia” nos llevó con su guitarra hacia profundas reflexiones sobre temas ecológicos, como la tragedia del Prestige o la desaparición de los osos en las montañas de Cantabria… y también aspectos más humanistas como la justicia social o las crisis como oportunidades.
 
Vivir desde el corazón
 
 María Pinar Merino y Luis Arribas presentaban una propuesta también interesante dentro del ámbito de la persona: “Vivir desde el Corazón”. Ellos empezaron movilizando y activando a los asistentes a través de un ejercicio de Kundalini Yoga que pretende de forma dinámica y animada tomar conciencia del momento y ayudar a liberarse de todo aquello que condiciona o molesta. La propuesta se enfoca en un nuevo paradigma: ver la vida desde la perspectiva del corazón. Desde Septiembre de 1999 María y Luis, formaron parte de un grupo de investigación de la conciencia que buscó nuevos territorios que fueran más allá de la psicología conocida, más allá de las emociones y se situara en el mundo de los sentimientos.
 
Las culturas antiguas daban mucha importancia al corazón, todos los sabios, profetas, avatares de todos los tiempos han considerado al corazón como fuente de sabiduría… hoy día, dado el panorama crítico en que nos encontramos a nivel social y personal no queda más remedio que recordar la frase de Einstein: “Ningún problema puede resolverse en el mismo nivel en el que se creó”, y trascender de la mente para llegar a activar una central energética muy potente que está inactiva en buena parte de los seres humanos y que no es otro que lo que se conoce como Anahata, el cuarto chakra, la puerta de entrada a lo inmanente.
 
La evolución de la conciencia, desde la aparición del ser humano, ha pasado por diferentes estadios: al principio estaba enfocada en la supervivencia física, cuando el entorno era muy hostil, después se pasó a una conciencia emocional y más tarde racional, eso nos llevó a desarrollar una inteligencia de contenidos (acumular conocimientos apoyándonos en la memoria), después apareció una inteligencia virtual (que abría nuevos campos de posibilidades), más tarde se llegó al pensamiento integral (descubriendo que la conciencia no se generaba solamente en el cerebro –como se pensaba hasta entonces- sino en todo el cuerpo) y finalmente llegamos al nuevo paradigma: la inteligencia del corazón, la coherencia que genera el corazón es tan potente que puede medirse hasta a 4 metros de distancia de la persona.
 
Durante la conferencia se llevó a cabo una experiencia práctica en la que aprendimos a respirar desde el corazón con conciencia y a generar emociones positivas. Después se entregó un globo a cada asistente y les pedimos que inflaran el mismo con la conciencia de que a través de su aliento insuflaban en el globo todas esas emociones hermosas que habían generado, todos los sentimientos positivos… Cuando todo el mundo infló su globo lo lanzó al aire y durante unos minutos impulsamos los globos arriba conteniendo en su interior una preciosa energía mientras sonaba la canción “El Camino del Corazón”, creada por Mikel Ferreras que la interpretó a la guitarra. Finalmente, cuando cesó la música cada uno cogió un globo y lo explotó para que su contenido formara parte de toda la humanidad, beneficiando a todos. Fue una traca final de alegría que simbólicamente se expandió más alto, más lejos, más dentro.
 
Karlos, Miren y Nagore hicieron una demostración de Txalaparta, una instrumento de percusión de origen tradicional que se utilizaba en una pequeña parte del País Vasco, concretamente en los caseríos y alrededores de la cuenca del río Urumea ; su utilización estaba íntimamente ligada a las labores de fabricación de la sidra. Tras triturar la manzana, se celebraba una cena y la fiesta se podía prolongar hasta altas horas de la madrugada.

Una vez terminada la cena, al oír el instrumento, la gente de los alrededores se iba animando y se acercaba al lugar. Siempre ha estado relacionado su uso con el medio rural y con este modo de vida. También se utilizaba en otra celebración: la boda, bien el mismo día o días antes del festejo. Podemos decir que allí donde se escuchaba tocar la txalaparta había una fiesta, ya que se empleaba para entretener a la gente y para hacer música festiva y juegos rítmicos con improvisación.

Fidel Delgado
Fidel Delgado
Concierto Benéfico en RE mayor
 
Fidel Delgado con su conferencia “Concierto Benéfico en RE mayor” fue el encargado de cerrar la intensa jornada. Fidel, con su personal puesta en escena sigue abriendo caminos a la conciencia a través del sentido del humor. Su apuesta, en esta oportunidad, estaba centrada en la importancia de estar presente y la capacidad que tenemos los seres humanos de elegir dónde queremos estar.
 
“En un concierto la música entra por todas partes, conmueve, hace vibrar el interior del Ser. Yo he traído una cuerda del instrumento, falta la caja de resonancia que se la pone cada uno, de ésta forma se puede resonar con lo que se escucha.
 
Estamos todos muy fosilizados, hay que hacer un hueco para que entren cosas nuevas, creemos que ya lo sabemos todo… Si dejamos una rendija, si nos entregamos sucederá algo hermoso, así yo toco mi parte y vosotros la vuestra.
 
La física cuántica dice que todo se manifiesta en forma de onda (fluido, cambiante, energía y partícula (denso), y que tú y yo también somos lo mismo, y que la respiración es una herramienta poderosa en la toma de conciencia.
 
He traído un delantal (en el que se podía leer: “Lucidez aplicada al vivir”) porque vengo como un mensajero a recordaros que la luz ha anidado en nosotros. Al principio sólo había un punto de luz, y después esa luz “descendió” sobre cada uno de nosotros convirtiéndose en luz ´atomizada’, es decir, de la LUZ única a cada uno nos ha tocado un trozo, un poquito. Con este  concierto benéfico, por lo que de beneficioso tiene, pretendo que podamos recuperar lo que somos: luz.
 
La conciencia la tenemos enfocada en cosas que nos distraen, el sistema fomenta la inconsciencia, la distracción, nos pone constantemente gafas a través de cuyos cristales miramos el mundo: la familia, la educación, la institución religiosa, lo que está bien y lo que está mal… son realmente limitadores de la conciencia. ¿Y cómo podemos recuperarnos de los límites que nos han ido poniendo a lo largo de la vida?
 
Todas esas distracciones producen caídas de conciencia, pero la atención es flexible y puedes volverla hacia ti. Darte cuenta de ti, de tu momento, de tus circunstancias. La reflexión se introduce entre el estímulo y la respuesta.
 
Un buen método consiste en prestar atención a lo que dice tu corazón, agudizar la vista, profundizar y poner luz (iluminar) todo lo que existe en nuestra vida desde la mente, y poner amor en todo lo que hay desde el corazón… Amar y aceptar.
 
Estamos muy acostumbrados a externalizarlo todo, si soy luz y amor desde el origen y no me falta nada para Ser ¿por qué busco fuera? Religarse es unirse con la fuente.
 
A veces las pérdidas o los contratiempos son ocasiones que nos ofrece la vida para comprender nuestro origen y nuestro destino, sólo si se hunde lo que hemos construido se puede construir otro modelo y de esta forma empezar un camino de recuperación de la luz y de la responsabilidad de “lo mío”. Nada está fuera de nosotros, somos un paquete que contiene todas las facetas del ser, las positivas, las negativas… todas las posibilidades están dentro.
 
Por la noche descansamos y regresamos a nuestro ser, nos sentimos onda que viaja por un mundo de posibilidades, la luz nos recuerda nuestro origen. Hemos de recuperar lo que somos, hemos ido relegando responsabilidades y acciones, nos han quitado partes de nuestro ser y para recuperarlo acudimos a los expertos y a los especialistas creyendo que resolverán nuestra terrible incertidumbre: ¿Qué va a ser de mi?
 
Es el momento de echarle valor, de comprobar que el ser que somos es lucidez, luz, amor, energía… Os invito a recuperar el punto de luz que somos, que cada uno asuma lo que le corresponde y que ha entregado a otros. La luz vino a cada uno, encontró resistencias por las costumbres adquiridas pero poco a poco recordó que somos la misma luz, un punto de referencia para todos”.
 
Con esta reflexión profunda despedimos una jornada presidida por la emoción y la conciencia.
 
Al día siguiente Mikel Ferreras nos invitó a compartir unos mantram, que fueron cantados por el público asistente, como un ejercicio de unificación que ayudo a sincronizar mentes y corazones.
 
Ecoemprendedores
 
Y la mañana la inauguraron un grupo de jóvenes ecoemprendedores con su ponencia “Ecoemprendedores por una Economía Humana”. Jesús Iglesias y Fernando Rubio contaron el camino que habían recorrido buscando una alternativa profesional acorde con unos valores que estuvieran apoyados en la cooperación y la ecología y para ello han creado una empresa cuyos puntos cardinales son el ser humano, la ecología y encontrar el sentido de la vida.
 
“Para ello la primera pregunta a hacerse es: ¿Qué quieres alcanzar, qué cambios quieres producir? Y a partir de esa respuesta empezar con el primer paso: Definir la misión, es lo más importante porque cuando tienen un por qué no importa tanto el cómo. Los grandes cambios siempre se hacen a partir del cambio de las personas: “Sé el cambio que quieres ver en el mundo” y entregarte a ese objetivo con total confianza, recordemos la frase de la campaña política de Obama y el éxito que tuvo: “Yes, we can”.
 
El segundo paso es tener flexibilidad para seguir el flujo de los acontecimientos. En este momento no hay trabajo en el mundo empresarial pero sí podemos crear nuestra propia empresa, así es como nació Emprendae, con el objetivo de impulsar a ecoemprendedores.
 
Los principios de un Ecoemprendedor son: la comunicación, formar un grupo-piña, ser positivos y mantener el buen humor, el respeto, la inclusión y la democracia, defender unos valores y principios, tener personalidad, abogar por la salud y el bienestar de todos, no conformarse con lo injusto, conciliar, alinear lo personal y lo profesional, que la misión contemple un desarrollo tanto personal como de bien social, tomarse la vida como un equilibrio entre la conexión entre los distintos elementos y la independencia… y por último disfrutar.
 
Es necesario crear primero la ola y después surfear en ella, adaptarse a las circunstancias y aprovechar su inercia para impulsarte y llegar más lejos”.

Markel Cormenzana, un joven ecoemprendedor presentó como a través de su empresa Inedit (Innovación para la Sostenibilidad) han conseguido aúnan los intereses de sus clientes con los objetivos ecológicos.
 
“Partiendo de la utopía que tiene dos acepciones según el diccionario: un buen lugar o también el no lugar, lo que no existe… Nosotros nos apoyamos en el primer significado y sabemos que la utopía al generarla es imposible, pero nosotros la hacemos posible… y lo primero que trabajamos en cambiar es el lenguaje, cuando tu cambias tu forma de hablar transformas la realidad y creas una nueva. En el mundo de la empresa es necesario crear espacios transdisciplinares donde se puedan recoger las visiones de todos y encauzarlas hacia un objetivo común y de esta forma se puede ver que un proyecto puede ser 100% verde y 100% negocio”.
 
Enrique del Río, nos presentó su Proyecto Autogestionado de Equidad Social y Formación Profesional.
 
“Conscientes de que cada día aumenta el número de jóvenes sin perspectivas de trabajo, sobre todo entre los inmigrantes, y que viven situaciones de riesgo real, tanto al buscarse la vida por vías socialmente no convencionales y rayando en la delincuencia, como otras situaciones de pobreza grave que les empujan a situaciones de desesperanza, el proyecto trata de dar una salida realista y de calidad a algunos jóvenes que quieran plantearse su proyecto de vida ligado a otra forma de vivir.
 
Intentamos acoger a jóvenes y enseñarles el digno oficio de ser agricultor a la vez que aprender cosas básicas de fontanería, cocina, higiene, etc. y distintos oficios dentro de un proyecto de sostenibilidad rural en el que se les ofrece alojamiento y comida a cambio del trabajo y también algún dinero de bolsillo. La idea es la formación a través de la práctica.
Hemos conseguido una integración y cooperación con las personas del pueblo de Amayuelas (Palencia) que es muy satisfactoria y, poco a poco, el proyecto va consolidándose y afianzándose como una opción para estos jóvenes. Es un proyecto pequeño, que acoge de momento a pocos jóvenes pero que crecerá en su momento. Que el poder hacer poco no nos deje hacer nada, esa es la metáfora del colibrí que intentaba apagar el incendio del bosque llevando unas pocas gotas de agua en su pico (una leyenda brasileña)”.
 
Mejorando el mundo
 
Joan Antoni Melé con su conferencia “Como mejorar el mundo a través de un uso más consciente del dinero” enlazó con lo que decía Markel y nos habló de la fuerza de la palabra, de cómo expresamos nuestras preocupaciones, nuestros miedos o nuestros deseos. “En este sentido la pregunta no es la que todo el mundo se hace: ¿Cuándo saldremos de la crisis? Aquí lo que importa es qué haremos para salir de la crisis. Cabe preguntarnos por ejemplo: ¿Por qué hemos llegado a esta crisis? ¿Cómo puedo afrontarla? ¿Yo que puedo hacer?
 
Cuando nuestros ancestros primitivos se irguieron sobre sus piernas y adoptaron la posición vertical comenzó el camino de la libertad para el ser humano, al ponerte en pie el líquido cefalo-raquídeo deja libre al cerebro para pensar y los siguientes pasos están claros, las manos ya no se necesitan para apoyarse y para andar sino para crear, la voz ya no es para cazar o defenderse sino para comunicarse.
 
En estos momentos nuestra civilización se ha desvinculado de su dimensión espiritual, de sus valores, porque eso es lo que da sentido a su vida. Cuando lleguemos al final de nuestra existencia lo único que de verdad podremos decir es “He hecho algo con sentido”.  Hoy da vergüenza “salir del armario” para hablar de espiritualidad.
Hemos de incidir sobre todo en el campo de la educación, hemos de educar no solo en la cabeza sino en el Ser. Lamentablemente hoy en muchas escuelas nos enseñan a ser seres egoístas, individualistas, competitivos… hay que educar en el pensar, en el sentir y en la voluntad (cabeza, corazón y manos) esas son las principales áreas de desarrollo.
 
Hay que educar para la libertad como primer paso, cambiar los paradigmas de la educación para hacer algo más acorde con el siglo XXI y los problemas y situaciones que hoy tenemos.
 
El segundo paso es actuar sobre el ámbito político y el jurídico para poder garantizar el respeto a los derechos propios y de los demás. Hoy es el mundo financiero el que interfiere en los derechos humanos y la política y la justicia no le han parado los pies, no han intervenido. Se vulneran los derechos humanos y se defienden y potencian los derechos del consumidor, como si no fuéramos seres humanos sino consumidores.
 
Es preciso que desaparezcan los partidos políticos, que haya un cambio de modelo de gobierno hacia un senado elegido por el pueblo que defiendan los derechos de los ciudadanos.
 
El tercer paso es modificar la economía. Tenemos necesidades que debemos cubrir y otros pueden hacerlo, ese es el sentido de la economía y el comercio. Con mis capacidades ayudo a cubrir las necesidades de los demás.
 
En estos momentos la mayoría de las personas estamos presas del miedo, es la respuesta del comportamiento animal ante la supervivencia que vemos comprometida.
 
La respuesta personal hoy es tomar conciencia de qué hago, cómo lo hago, para qué lo hago. En mis decisiones puedo buscar mi propio beneficio o el bien común. Hay que hacerse preguntas constantemente, las preguntas despiertan la conciencia:
 
¿Qué estoy comprando? ¿compro ecológico?, ¿compro local?, ¿compro de temporada? ¿dónde lo compro?, ¿por qué lo compro?, ¿lo necesito realmente?, ¿para qué lo estoy comprando?
 
El comercio justo no es otra cosa que relaciones justas de intercambio entre lo local. Hemos de conseguir la coherencia en el consumo, entre el pensar, el sentir y lo que hago.
 
Y también cabría preguntarse: ¿Para qué utiliza el banco mi dinero? Olvidarnos de los criterios de egoísmo que han imperado en nuestra vida y buscar una banca ética, un balance entre lo económico, lo ecológico y lo social, pensando también en la empresa. Hay que exigir transparencia a aquellos a quienes les entregamos nuestro dinero y utilizar la conciencia en el dinero.
 
Hoy los tiempos son difíciles pero es el momento de generar una epidemia de confianza, de coraje para erradicar el miedo que es consecuencia directa de la falta de creatividad.
 
Busquemos el alimento espiritual, el silencio, la meditación, la lectura… para salir del miedo, no dejemos que las noticias sobre la economía y el futuro condicionen nuestro pensamiento, nuestras emociones. Y finalmente Joan terminó diciendo: “Solo puedo deciros que yo he experimentado la libertad y la seguridad a los 55 años, cuando dejé el salario en el banco y la seguridad que me proporcionaba”.
 
Silencios cantados
 
Y para despedir la jornada tuvimos la fortuna de compartir un espacio musical: “Silencios Cantados” con la cantante, actriz y compositora María Villarroya. La voz de María, sus letras llenas de profundidad al expresar sus propias vivencias logran abrirnos el corazón y la conciencia dejando que las emociones fluyan imparables. María nos habla de la trayectoria del Ser, de la búsqueda de los valores internos, de la gran fuerza interior que reside en cada ser humano, de la experiencia del despertar.
 
Fue el broche de oro para un fin de semana en el que conseguimos mirar todos en la misma dirección, aunar nuestras mentes, sincronizar nuestros corazones y compartir la ilusión de que un Mundo Mejor es Posible si todos nos ponemos a trabajar para alcanzarlo.

María Vilarroya
María Vilarroya




              


En la misma sección
< >

Jueves, 13 de Julio 2017 - 10:00 Una vida apasionante




Artículos

Una vida apasionante

13/07/2017 - Koldo Aldai www.artegoxo.org

VII Congreso Proyectos y Utopías para un Mundo Mejor

04/07/2017 - María del Pinar Merino. Revista Conciencia Global

Anni Marquier: el corazón tiene cerebro

29/06/2017 - La Vanguardia.com/La Contra

Proazimut: un modelo a seguir

22/06/2017 - María del Pinar Merino y Luis Arribas Mercado

El Camino del Corazón en La Palma

21/06/2017 - Rafa Centeno-Aprendiz de Mago

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets
Conciencia Global : Nueve reglas para los seres humanos: Extraídas del sánscrito antiguo, nos llegan nueve... https://t.co/w77to3wJ9I https://t.co/pKNUzvI23L
Viernes, 8 de Septiembre - 15:24
Conciencia Global : En los momentos difíciles: En los momentos difíciles, deja que la calme te abrace, que... https://t.co/yQIf23S1C1 https://t.co/1oqGI8E0ux
Jueves, 7 de Septiembre - 10:29
Conciencia Global : Las discusiones de pareja afectan al desarrollo cerebral de la descendencia: La... https://t.co/ZNOplGZ7yD https://t.co/XlFpsG5gmi
Miércoles, 6 de Septiembre - 13:17