cglobal

La respuesta está en el corazón



Luis Arribas

Martes, 24 de Febrero 2015 Visitas 378 |


freeimages.com
freeimages.com
La vida... Biológicamente hablando, la vida no tiene otro sentido u objetivo que el de perpetuarse. Todas las estructuras de orden que han dado lugar a la vida sólo tienen como objetivo el de no perecer, mensaje que va impreso, como marcado a fuego, en todas las células de los seres vivientes y que se manifiesta de las más variadas formas tanto en los seres vegetales, como animales y humanos.

Sin embargo, la vida no es sólo un proceso biológico, es una intención, un proceso de aprendizaje, un constante examen de nosotros mismos, un reto a superar y, sobre todo, una oportunidad. Así pues, cuando hablamos del sentido de la vida deberemos pensar en qué dirección estamos dirigiendo esa oportunidad. ¿Tenemos claro el programa que nos hemos trazado antes de nacer?, ¿sabemos decidir en cada encrucijada cual es el camino más adecuado a seguir?, ¿escuchamos a nuestros sentidos internos?

Biológicamente, la transmisión del ADN es lo que da sentido a la vida, pero es el “sentido del vivir”, desde un punto de vista espiritual, el que busca las respuestas a través de la consciencia de lo que realmente somos, la comprensión de que más allá de nuestras células, de nuestras energías y de nuestra mente, está la verdadera razón de nuestra existencia. Ese ser espiritual que está viviendo una experiencia humana y cuya mente limitada no le permite vislumbrar su verdadera esencia tiene, sin embargo, “flashes” que iluminan de vez en cuando su camino, dejándole apreciar la señal que le indica el verdadero sentido de su existencia. 

Los seres humanos tardamos en darnos cuenta de la trascendencia que tiene el hecho de vivir, de coexistir con otros seres humanos, de compartir ideas, proyectos y alternativas con cuantos le rodean. La consciencia de lo que somos, no obstante, se abre paso en algún momento de nuestra existencia, a veces de forma dolorosa. El saber para qué hemos nacido es lo que da sentido a nuestra vida, algo que forma parte de las eternas preguntas que todos nos hacemos en algún momento: ¿de dónde vengo?, ¿a donde voy?, ¿qué he venido a hacer aquí?

En estos momentos la mayoría de los seres humanos buscamos un punto de referencia que nos permita ver donde nos encontramos, una llamada de atención para que nos detengamos a reflexionar si ese ser espiritual que nos anima está haciéndose presente en nuestra vida humana o nos hemos alejado más de la cuenta. Si esto es así, finalmente nuestro organismo nos lo patentizará de alguna manera.

Y es que nos identificamos tanto con el personaje que estamos interpretando que perdemos de vista nuestra realidad espiritual para centrarnos en la representación teatral que supone nuestro paso por la vida física. No obstante, como toda obra teatral, existe un “apuntador” que guarda en la concha donde se oculta, nuestro corazón, el guión completo de la obra que estamos interpretando y que olvidamos en el momento de nacer. Ese “apuntador” se pasa toda la obra intentando que sigamos el guión que nosotros mismos diseñamos antes de venir a este mundo y lo hace a base de “corazonadas” o intuiciones, pero no solamente tenemos ese recurso inconsciente para conocer tanto el sentido de nuestra existencia como los pasos que deberemos seguir de ahora en adelante, tenemos también la posibilidad de preguntar directamente al “apuntador” aquellas cuestiones que están afectando de una u otra forma a nuestra vida. ¿Cómo hacerlo? Pues siguiendo los siguientes pasos:

1)    Supongamos que usted se llama Antonio Rodríguez. Ese es el nombre del personaje que su ser espiritual está interpretando en esta vida. Pues bien, usted se encerrará durante 15 minutos cada día en el cuarto de baño y dejará fuera de él todo lo que le identifique con Antonio Rodríguez, incluido éste, es decir, que sólo en el cuarto de baño se encontrará el ser espiritual que usted es, el actor.

2)    Meterá los pies en el bidé o en un recipiente donde pueda ir cambiando el agua de caliente a fría constantemente durante cinco minutos… caliente, fría, caliente, fría… Esto activará su circulación sanguínea.

3)    Pasados los cinco minutos de cambio de agua, tomará su pie derecho y, después de secarlo, le aplicará un masaje en profundidad con una crema hidratante.

4)    Repetirá durante otros cinco minutos la misma operación con su pie izquierdo. Esta operación de masaje activará todo su cuerpo al tratarse de reflexología podal.

De lo que se trata es de que durante los 15 minutos que dura la operación de tratamiento de los pies usted, el actor, el ser espiritual que es, se dirija al “apuntador” alojado en su corazón formulándole la pregunta que desee pero siempre empezando con la palabra “COMO”. Por ejemplo: ¿Cómo puedo ser más feliz?, ¿cómo puedo solucionar tal problema?, ¿cómo….? No pregunte nunca empezando por “Qué”, “Dónde” , “Cuándo” o “Por qué”, ese tipo de preguntas van a la mente, no al corazón. Sin embargo, si empieza la pregunta con un “cómo” está preguntado por una actitud a adoptar, una forma de afrontar la solución a su pregunta. El corazón le contestará como lo hace el corazón, con emociones. Si en su cabeza surge una voz que le da una respuesta “racional” se tratará sin duda del personaje Antonio Rodríguez que se ha colado en su cuarto de baño, por lo que firmemente le ordenará que salga de nuevo. La vida, a partir de ese momento le irá presentando oportunidades para responder a su pregunta tan sólo por el hecho de que usted, de forma natural, estará comportándose como le dicta su corazón.

Como seres individuales que somos podemos creer que hay tantos sentidos de la vida como personas existen, como caminos hay al pie de la montaña pero, tal como dice la sabiduría popular, al final, en lo alto de la montaña, sólo queda un camino.




              



1.Publicado por Me gustado querido Luís. Esta misma noche lo pongo en práctica. el 14/05/2015 17:37
Muy práctico.

2.Publicado por Elena. el 28/05/2015 16:55
Me ha gustado. Gracias por compartirlo con nosotros. Es un placer leer vuestras reflexiones que nos ayudan a ser mejopres personas. Mil gracias.

3.Publicado por Maria Pinar Merino Martin el 21/07/2015 13:56
Muchas gracias Elena. Nos alegramos de que te sea útil.

Nuevo comentario:


En la misma sección
< >

Miércoles, 12 de Julio 2017 - 10:00 Es tiempo de yoga …

Lunes, 10 de Julio 2017 - 10:00 ¿Por qué se puede curar con la luz?




Artículos

Es tiempo de yoga …

12/07/2017 - Alberto Robles (Atmavishwas)

¿Por qué se puede curar con la luz?

10/07/2017 - Jorge Carvajal Posada

Cinco claves para prevenir el dolor de espalda

29/06/2017 - www.elperiodicodelafarmacia.es

Los códigos de curación

16/06/2017 - Alberto Robles

La alcachofa, un remedio para el hígado

07/06/2017 - Antonio Hernández

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en las redes sociales
Facebook
Twitter
Rss


Síguenos en Facebook

últimos tweets
Conciencia Global : El miedo a quedarse a solas con uno mismo: Darnos cuenta de las cosas –que es el paso previo necesario para poder r… https://t.co/QdB2Ceo4P6
Lunes, 13 de Noviembre - 17:48
Conciencia Global : Adaptación, felicidad y resiliencia: La vida presenta flujos constantes de circunstancias problemáticas, pero por d… https://t.co/XtbgTPOM89
Lunes, 13 de Noviembre - 17:48
Conciencia Global : Fruta contra el envejecimiento: En estos últimos años se está hablando mucho sobre los antioxidantes, los radicales… https://t.co/djpGg4dhKx
Lunes, 13 de Noviembre - 17:48